Más de 200 cámaras identificarán emociones de niños y niñas en sedes de Buen Comienzo, como apuesta de Medellín por la innovación tecnológica








Más de 200 cámaras identificarán emociones de niños y niñas en sedes de Buen Comienzo, como apuesta de Medellín por la innovación tecnológica






Una novedosa herramienta tecnológica fortalecerá la atención en 18 sedes de Buen Comienzo la cual identifica el estado emocional de los niños, niñas y agentes educativos. Se trata de 200 cámaras de reconocimiento que generan alertas cuando se detectan comportamientos repetitivos o inusuales como aislamiento, tristeza, hiperactividad, entre otros.

"No es simplemente entregar tecnología, y ya; es convertirla en un juego responsable para los niños. Lo que va a pasar es que los niños van a estar bien estimulados y esto, que arranca en Medellín con 3.500 niños, queremos que se extienda a todos los niños de Buen Comienzo, cuyos cupos han venido creciendo. En 2019, se destinaban $160.000 millones. Nosotros lo hemos llevado a $200.000 millones por año; así hemos pasado de 50.000 cupos de Buen Comienzo a 57.000", dijo el alcalde Daniel Quintero Calle.


La identificación automatizada de emociones responde a la necesidad de hacer seguimiento más detallado, personalizado y oportuno a los niños y niñas, y generar acciones de acompañamiento a las posibles situaciones que se estén presentando y que estén afectando su estabilidad socioemocional. Por ejemplo, una condición de salud, una situación familiar, un proceso de duelo, una presunta vulneración de derechos, un suceso personal con sus padres, entre otros.

Esta dotación hace parte de la estrategia 'Centros Demostrativos de Innovación, Ciencia y Tecnología para la Primera Infancia', ejecutada en 18 sedes de atención de Buen Comienzo y liderada por la Alcaldía de Medellín.

"Cada niño y niña que tiene acercamiento a estas nuevas herramientas aprende jugando desde la ciencia, la tecnología y la innovación, y todos los agentes educativos podrán explorar nuevas maneras y formas de enseñar. Esa es la apuesta que hace Medellín en virtud de ser Distrito de Ciencia, Tecnología e Innovación con los niños y niñas de cero a cinco años", agregó el director de Buen Comienzo, Hugo Díaz.

Los centros demostrativos son una estrategia de inmersión de los niños y niñas al Valle del Software y es ejecutada en articulación con la fundación United Way Colombia. Además de la dotación de cámaras de reconocimiento de emociones, cada una de las 18 sedes recibirá mesas de luz, micrófono, grabadora de voz, computadores, televisor, proyector, parlantes portátiles, cámaras fotográficas, entre otros elementos.

Igualmente, contarán con un lápiz 3D, que es una herramienta de fácil manipulación y que permite que los niños y niñas vean que todo lo que dibujan adquiere forma en un tipo de plástico denominado Filamento Pla y, finalmente, con impresora 3D la cual, con material amigable con el medio ambiente, genera figuras reales elegidas por los participantes.

"Para mí, como madre, es muy importante que los niños tengan un dispositivo de tecnología porque de esta manera se fortalecen los aprendizajes, ya que el Distrito de Medellín es de ciencia y tecnología, y esto los hará cada día más autónomos con las tecnologías y así podrán tener un mejor futuro", afirmó Maricela Salazar, mamá de un participante.


Las cámaras también servirán para la automatización del ingreso y asistencia de los niños y niñas a las sedes, y facilitarán el seguimiento oportuno de los motivos de inasistencia y la ejecución de acciones que se consideren pertinentes para que no se vea afectado el proceso educativo del niño o la niña. Al igual que la garantía de sus derechos y su desarrollo integral.

"Estas experiencias tienen un impacto en el desarrollo de los niños y las niñas, ya que las herramientas steam les permiten tener capacidad para la resolución de problemas, el pensamiento crítico, el trabajo colaborativo y, al mismo tiempo, exploran la tecnología a través de la programación y de la construcción, en las que se trabaja y se fortalece el arte, la ingeniería, la creatividad y, al mismo, los prepara para enfrentarse al mundo de las nuevas tecnologías", explicó la agente educativa Erika Otero.

Desde el año 2019, la Fundación United Way eligió al jardín infantil Lusitania de Buen Comienzo, ubicado en el corregimiento San Cristóbal, como el primer Centro Demostrativo de Innovación, Ciencia y Tecnología para la Primera Infancia. En 2022, la estrategia se expandió a otras 17 sedes de atención e impacta a más de 3.000 niños y niñas.









Síguenos en Google News