A seis años de la conquista de la Copa Colombia por parte del DEPORTES TOLIMA: ¡La vuelta en El Campín!





A seis años de la conquista de la Copa Colombia por parte del DEPORTES TOLIMA: ¡La vuelta en El Campín!





El 12 de noviembre de 2014 será una fecha que ninguno que se considere hincha del Deportes Tolima olvidará. Contra todos los pronósticos y ante un rival que ha demostrado ser uno de los mejores de la última década, el cuadro de la 'Tierra Firme' acabó una racha de más de una década sin conseguir títulos en el profesionalismo y conquistó, en aquella noche, el título de la Copa Colombia.

Los Pijaos, dirigidos por Alberto Miguel Gamero, superaron a Santa Fe en el duelo de ida de la final, celebrado una semana antes en el Murillo Toro (2-0), con goles de Félix Noguera y Yimmi Chará. Mientras que en el césped del estadio El Campín perdieron 2-1, luego de los tantos Luis Carlos Arias y Jéfferson Cuero, pese al descuento del volante Andrés Felipe Ibargüen, máximo protagonista de la serie.

En el 'Coloso de la 57', la 'tribu' formó con Leonardo Burián bajo los tres palos; Didier Delgado, Dávinson Monsalve, Julián Quiñones y Noguera en defensa; Wílmar Barrios y Nicolás Palacios como recuperadores; Juan Alejandro Mahecha, David Silva e Ibargüen en funciones creativas y Wilfrido de la Rosa en punta, ante la ausencia de Chará, concentrado con la Selección Colombia.

Para el segundo tiempo ingresaron Marco Pérez por dela Rosa (71') y Bréyner Bonilla por Silva (86'). Cerca de 4.500 hinchas, provenientes de Ibagué y municipios aledaños, como también la colonia bogotana, acompañaron a su divisa en esta noche mágica, en la que todo un país vio el renacer de un equipo que seis meses antes había sido último de la Liga bajo la batuta de Carlos César Castro. 

Por su parte, en la cancha, la fiesta fue total: Los familiares de los jugadores no se cansaron de celebrar en medio del césped del escenario capitalino e incluso a Gabriel Camargo, presidente de la institución, se le vio muy feliz con sus hijos y nieto, saludando a la numerosa y fiel parcial, que demostró -una vez más- su fidelidad en una de las plazas más importantes de Colombia.

El 'Pijao' dondeó una campaña casi perfecta, con un invicto como local que aún se conserva. En la fase de grupos la tribu hizo 21 unidades y clasificó como primera de su zona. Ya en octavos de final superó a Independiente Medellín (5-2); luego en cuartos de final dejó a Atlético Nacional, vigente campeón (4-2 en el agregado) y en la semifinal dio buena cuenta de Patriotas, con un global de 2-1.

Antes de la llegada de Gamero, el cuadro tolimense jamás había superado los cuartos de final, en la que se quedó estancada en tres ocasiones. A su regreso, el día siguiente, una multitudinaria caravana de motos y carros acompañó lo que fue el recorrido por las principales calles de Ibagué, en un día declarado cívico para vivir la fiesta del trofeo logrado por este puñado de jugadores.

De la nómina campeona solo sobreviven tras seis temporadas el defensor central Julián Alveiro Quiñones, el lateral izquierdo Danovis Banguero y el volante ofensivo Ómar Antonio Albornoz. Y el joven De La Rosa fue uno de los goleadores del torneo con siete conquistas, aporte valioso para el delantero que también tuvo papel estelar en la consecución del Campeonato Nacional Sub-20 de 2013. 

Foto: Publimetro





Síguenos en Google News