Alberto Gamero: A romper la mala racha de Millonarios en sus visitas al Murillo Toro





Alberto Gamero: A romper la mala racha de Millonarios en sus visitas al Murillo Toro






Por: Mario Alejandro Rodríguez 

El de este martes (6:05 p.m.), en el hermoso 'tapete' verde del estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué, será un duelo sin lugar a dudas especial para el director técnico de Millonarios, el samario Alberto Miguel Gamero Morillo, quien regresará -después de nueve meses- a la que fue y será por siempre su casa. Pase lo que pase, y por los siglos de los siglos.

El 'Sonero' se juega en gran parte su permanencia en Millonarios, ante el equipo que, en los últimos dos años y medio de manera ininterrumpida, y cinco en total en sus dos eras, ayudó a moldear, crecer y sobre todo ganar: Deportes Tolima, al que le regaló los títulos de la Copa Colombia 2014 y la sufrida y celebrada Liga 1 2018, en la que es, tal vez, una de las definiciones más infartantes en la historia del fútbol profesional colombiano, y la máxima gesta del equipo en sus 65 años.

Si hay alguien que conoce al 'dedillo' la interna del club y la capacidad de gran parte del grupo de jugadores, ese es justamente Gamero Morillo, quien está obligado a romper la racha de 2.690 días (Más de siete años y cuatro meses) sin ganar de los 'Embajadores' en suelo 'Pijao'. La última vez fue la del 26 de mayo de 2013, cuando justamente el entonces equipo del ibaguereño Hernán Torres Oliveros, hoy en la otra 'Vereda', se impuso por la 'mínima diferencia', en un partido polémico.

Los tantos de los delanteros Fredy Montero y Erik Moreno le dieron en esa tarde lluviosa el triunfo a los visitantes. En el anfitrión, en tanto, anotó el mediocampista ofensivo Andrés 'Rifle' Andrade, hoy en Atlético  Nacional, quien nada pudo hacer nada para evitar la caída del otrora elenco del tolimense Carlos César Castro. A partir de esa fecha, el propio Gamero, con excepción de un juego, se encargó de extender la buena racha de los 'Musicales' e, incluso, provocó la salida de uno de sus colegas: El uruguayo Rubén Israel.

Entre 2014 y 2019, el hijo del barrio Bastidas de Santa Marta le ganó cinco compromisos de cinco posibles en la Liga, y empató uno más en la Copa Colombia. El último punto cosechado por la visita lo logró, precisamente, en un cotejo en el que no estaba Gamero, sino el bogotano José  Eugenio 'Cheché' Hernández, uno de los que llegó a 'apagar' sin éxito en el segundo semestre de 2017 el 'incendio' que generó la repentina salida del uruguayo Gregorio Elso Pérez y el fracaso del colomboargentino Óscar Héctor Quintabani. 

Pero ahora, con el 'agua al cuello', y solo nueve puntos de 33 disputados, con un rendimiento de solo el 27,7%, al samario no le queda de otra que darle un buen golpe a su exdivisa, y causarle una frustrarción a la afición que lo recuerda con especial cariño. Y que lo que desea, más allá del aprecio hacia el estratega y su infinito agradecimiento, es que su equipo prolongue su invicto en el campeonato, que se ha extendido por 13 partidos.




Síguenos en Google News