Se desahogó Álvaro Montero: "Se me está cerrando una posibilidad de seguir creciendo"





Se desahogó Álvaro Montero: "Se me está cerrando una posibilidad de seguir creciendo"






Se cansó de los rumores, de las especulaciones, de lo que él mismo llamó tergiversaciones y rompió el silencio. El guardameta del Deportes Tolima, Álvaro David Montero, se desahogó y dejó ver su frustración por la fallida negociación del 80% de su pase con Independiente de Argentina, que estuvo prácticamente sellada antes de recibir, una vez más, la negativa del presidente y dueño del club, Gabriel Camargo Salamanca.

Uno de los héroes de la consecución de la esquiva segunda estrella de los 'Pijaos, aquel 9 de junio de 2018 frente al Atlético Nacional, en el césped del Atanasio Girardot, fue enfático en su aparición: Quiere irse del 'Vinotinto y Oro', pues siente que es el momento perfecto para ser transferido. Aunque es 100% consciente de que la última palabra la tiene el exsenador, quien consideraría que las 'uvas están verdes' para su desvinculación. 

"El club sabe de mi disposición de salir, a los directivos en su momento les comuniqué mi deseo, y pues nada, se  comenta mucho y se habla mucho, pero estoy a la expectativa. Le expresé a don Gabriel mi deseo de buscar una posibilidad, y de cierta manera quedamos en que si había una oferta de algún equipo íbamos a avanzar para concretizar", dijo Montero en diálogo con el programa 'El Vbar' de Caracol Radio.  

"Independiente hizo una oferta, pero no sé si los números lo llenan (...) Como jugador se me está cerrando una posibilidad de seguir creciendo y eso incomoda, porque las condiciones laborales en el club no cambian, no mejoran", añadió el cancerbero de 25 años, quien desde que inició la pandemia y hasta la fecha ha sido ubicado por la prensa en diferentes clubes, sin que ninguna propuesta se haya oficializado.

En el concepto del portero, el hecho de que la negociación se trabara de esa forma, que lo dejó a todas luces desconcertado, "es una situación que indispone. Ya se había llegado a un acuerdo de palabra. Lo que si continúo o no va a derivar de esta situación. Si me toca quedarme, daré lo mejor de mí. El club sabía de mi deseo de irme desde principios de año, no por irrespeto a la hinchada, sino que quiere seguir creciendo".

Álvaro dijo sentirse agradecido por la institución de la 'Tierra Firme', que le dio toda la confianza -incluso por encima del ídolo del momento, el paraguayo Joel Silva- para apoderarse del arco del equipo. Sin embargo, desde hace ya varios meses ha enviado claras señales de que no se ve más en el elenco tolimense. Tal vez su presencia en la Selección Colombia, y su deseo de permanecer en el proyecto, lo motiva a buscar su partida.

"Soy muy consciente de que es el momento oportuno de dar el siguiente paso. En mi cabeza siempre ha estado competir por jugar. Y a nivel de Selección se acorta la distancia compitiendo a nivel internacional. Quiero estar en los planes del profe (Carlos Queiroz) y ser titular", expresó el nacido en El Molino (Guajira), quien desde 2018 hace parte del club 'Pijao', luego de su paso por el Cúcuta Deportivo, en el que disputó el Torneo de Ascenso en 2017.

Molesto con los rumores

Si algo motivó a Montero a romper su silencio sobre su actualidad contractual, es la serie de informaciones sobre su postura, que -según él- lo estaban haciendo quedar mal ante los hinchas, como si fuera un desagradecido con todo el respaldo que, desde Camargo Salamanca en adelante, le han dado en su estadía en territorio tolimense. Por ello quiso desmentir rumores, sobre todo los que indicaban que no quería entrenar más con el equipo.

"Tengo un agradecimiento enorme con Deportes Tolima y hemos hecho cosas importantes, pero no me gusta que me hagan quedar mal ante los hinchas. Están tergiversando las situaciones, porque si dijeran las situaciones puntuales como están pasando, serían diferentes. Tenemos que  evaluar la situación de proyección deportiva y económica", precisó Montero, quien también estuvo en la órbita de otros clubes, incluido Boca Juniors de Argentina y Cádiz de España.

"Estaba en una situación con un familiar mío, pero (la ausencia de los entrenamientos) no pasa por una situación que porque esté rebelde. Tuve un inconveniente familiar con mi abuela", resaltó el joven futbolista, hoy por hoy el mejor golero del fútbol profesional colombiano y quien ha sido 'pulido' por el hoy director técnico del Tolima, el ibaguereño Hernán Torres Oliveros: Quien en sus años mozos también fue arquero y sabe muy bien de lo que puede estar sintiendo su estrella.

Justamente sobre su relación con Torres, Álvaro ya le comunicó al timonel que anhela jugar en otro país. "Le expresé mi deseo de tener la posibilidad de salir. El profe Hernán entendió mi posición, y mi representante se comunicó con ellos, hasta el punto de que el club tomó la posición de echar un paso hacia atrás", comentó Montero al citado medio de comunicación, con lo que despejó algunas dudas surgidas desde el país del sur.

Mientras Montero decidió 'destapar' sus cartas y volverle a hablar de frente a los aficionados, el silencio del dueño de la institución es sepulcral. Desde que inició la emergencia por el COVID-19 se ha resguardado y ha evitado a toda costa salir a hablar con la prensa. Incluso con los que eran sus medios y periodistas amigos, lo que resulta extraño a estas alturas, en donde las informaciones contradictorias están a la 'flor del día'. 




Síguenos en Google News