¿Efecto bumerán? DEPORTES TOLIMA y un doble 'rasero' en los casos de Danovis Banguero y Luis Miranda





¿Efecto bumerán? DEPORTES TOLIMA y un doble 'rasero' en los casos de Danovis Banguero y Luis Miranda






Por: Mario Alejandro Rodríguez

A finales de diciembre pasado, Deportes Tolima fue noticia a nivel nacional por la contratación de un jugador que, en búsqueda de nuevas oportunidades laborales y alegando impagos por parte de su antiguo club, encontró en el conjunto 'Pijao' un nuevo e interesante desafío en su carrera. Ese fue, nada menos, que el extremo Luis Fernando Miranda, tras su tormentosa salida del Cúcuta Deportivo.


Una interesante jugada en el mercado de pases del balompié criollo que desató la furia de José Augusto Cadena, presidente y dueño de la institución 'Rojinegra', quien a través de diferentes medios de comunicación enfiló su 'artillería' contra su par, Gabriel Camargo Salamanca, al que señaló de haberle 'sonsacado' al joven futbolista, quien según él aún tenía contrato vigente.

"Me lo sonsacaron, a la 'joya' de la corona nuestra y ahí nos tuvimos que rearmar (...) Yo estaba de viaje en el exterior y cuando me di cuenta me hicieron una jugada por la que estoy muy dolido. Esto en el fútbol colombiano no puede ocurrir y menos por parte de la persona que uno cree que por su edad debe dar ejemplo", dijo Cadena al programa 'Zona Libre de Humo'.

Declaración que había adelantado en su cuenta de Twitter, al enterarse del polémico fichaje. "Qué vergüenza, me daría pena subir esa noticia sonsacando a los jugadores de los clubes, menos mal que todavía queda un proceso por delante, desde ya esa dirigencia (Deportes Tolima) para mí no tiene códigos, qué pesar por esa buena hinchada", publicó el controvertido directivo del FPC. 


Tema del que Camargo habló con W Radio: "Él (Cadena) dejó 'el barco a la deriva', al Cúcuta, y ni se les presentó ni les dijo nada. Y tiene dos contratos: Uno que registra en la Dimayor, por el salario mínimo y otro por $4 millones que le tenía a Miranda. Del cual aún está atrasado y no le ha pagado. Únicamente, a los 69 días, le consignó $1 millón 800 y pico del salario mínimo".

"No entiendo por qué él ha obrado así. Pero quiero decirles esto, por si él me está oyendo: No solo Tolima, había cinco equipos que me lo han manifestado que estaban interesados en el jugador y lo llamaron. Si yo no lo hacía, lo hacía otro equipo. Yo me adelanté, qué culpa, fui más ejecutivo y por eso me quedé con él. Él dio como dicen vulgarmente 'papaya'", puntualizó.

Fue tal el enojo de Cadena que envió una carta a los presidentes de los clubes del fútbol colombiano en el que los advertía de que Miranta tenía contrato hasta el 30 de junio de 2022, por más de que el jugador habría demostrado de que no estaba recibiendo los pagos debidos por parte del dirigente, por lo que se dejó 'tentar' por Camargo y optó por arreglar con los 'Musicales'. 


"Cuando se acabó el torneo fue que empezamos a negociar. La falta de pagos del Cúcuta ayudó mucho. Este es un reto muy lindo para mí, una oportunidad enorme para mi carrera y estaría súper contento si se llegara a dar", expresó Miranda a El Rincón del Vinotinto, el 12 de diciembre, cuando era prácticamente un hecho su arribo para reforzar al equipo de cara a la Copa Libertadores.

Ahora, el cuadro 'Pijao' ha estado en la palestra por lo acontecido con el lateral izquierdo Danovis Banguero Lerma, a quien le suspendieron el contrato alegando 'fuerza mayor', por la pandemia del COVID-19 y al que, de acuerdo con el concepto del futbolista, pretendían rebajarle el 70% de su salario en pro de evitar lo que al final sucedió: Una despedida lánguida para su categoría.

Nada más, ni nada menos, que el jugador con más tiempo en la institución, con casi nueve años, dos títulos, 334 partidos disputados con el equipo y un total de 25 goles. Y uno de los héroes -si no el más el grande protagonista- de la segunda estrella de la 'Tribu', lograda aquel 9 de junio de 2018 frente al Atlético Nacional. No pasa inadvertido que fue el único de la plantilla al que le sucedió esto.

Conductas similares

Este ha sido un tema que ha dado de qué hablar, pues la divisa ibaguereña, haciendo lo mismo que el Cúcuta, y al ver que el hombre del 'Minuto 90+3' determinó renunciar al considerar que no se le estaban cumpliendo las condiciones pactadas en su contrato, envió una misiva a los demás elencos del FPC en la que se encargó de dejar claro que Danovis era de su propiedad.

"A los clubes profesionales de fútbol adscritos a la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) que: El jugador de nuestro registro, Danovis Banguero Lerma, tiene contrato laboral vigente hasta diciembre de 2021 con la institución Club Deportes Tolima S.A.", se dijo en la misiva, sin entregar mayores detalles de la relación actual entre el jugador y el club.


Casualmente Banguero también tenía dos contratos: Uno como jugador profesional de fútbol y otro que se denominó cesión de imagen, información que el mismo Danovis reveló en su causal de renuncia y en diálogo con El Rincón del Vinotinto. Y no solo eso: Alegó que desde hace 70 días no recibía su salario por parte del club, debido a lo que sería la ilegal suspensión de su contrato laboral.

"Es un convenio de publicidad, de cesión de imagen, y el otro un contrato integral. El contrato de trabajo es por el que puedes apelar. El otro es un convenio, pero no deja de ser un dinero, una obligación pactada con el empleador", alegó Banguero a esta redacción, siendo asesorado por la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro), que tomó partido en el caso.

"Ellos tratan de consignarme $2 millones mensuales, pero la verdad las deudas y la comida no te van a esperar. Pensé siempre que se iba a resolver, pero después de 70 días decidí actuar (...) No soy indispensable para él, creo yo, porque si no le interesó en estos 70 días reactivar mi contrato me imagino que fue por lo mismo", agregó Danovis, en clara alusión a Camargo.

No hubo acuerdo

El histórico, no solo en lo que le manifestó a El Rincón, sino en todas las entrevistas que dio a medios locales y nacionales, fue enfático en decir que buscó la manera de evitar a toda costa la opción que tomó para hacer valer sus derechos. Una de ellas: La de aceptar una reducción de su sueldo hasta la mitad, que al final no le habría interesado al dueño del equipo y sus dirigentes. 



"Al ver que mis compañeros estaban entrenando, así fuese de manera virtual y yo no, me sentí apartado de la institución. Después de dos meses me pongo en contacto con ellos, porque creí que era momento de retomar, pero lo que recibí fue no podían reactivarme el contrato", reafirmó Banguero hace cinco días, en una entrevista que generó un sinfín de opiniones en las redes. 

Es por tal motivo que este sería una especie de 'bumerán' que se devolvió a los de Ibagué. La gran diferencia, que no se puede pasar por alto, es que según Banguero -o al menos no se ha podido demostrar lo contrario- no negoció su pase con otro club del FPC, pues a casi una semana de su renuncia aún no ha sido anunciado por otro conjunto. Es más: Ni siquiera tendría representante. 




Síguenos en Google News