Didier Luna, extécnico de la Sub-17 Femenina de Colombia: Condenado a dos años y cuatro meses por injuria





Didier Luna, extécnico de la Sub-17 Femenina de Colombia: Condenado a dos años y cuatro meses por injuria






Didier Luna, extécnico de la Selección Colombia femenina Sub-17, fue condenado este martes a una pena de dos años y cuatro meses, que no será privativa de la libertad, por el delito de injuria por vía de hecho agravado, en un caso que como era lógico suscitó la atención de la prensa deportiva, por la dignidad del cargó que ostentó.

La decisión la tomó el Juzgado 15 del Circuito de Bogotá, luego de que el entrenador llegara a un preacuerdo en febrero pasado con la Fiscalía General de la Nación, para cambiar las acusaciones de acoso sexual y laboral, interpuesta por la psicóloga Carolina Rozo, por la falta anteriormente mencionada, que ofrece excarcelación.

Luna aceptó su responsabilidad en los hechos denunciados por Rozo, quien aseguró que el entrenador del plantel juvenil la acosó en diferentes ocasiones. Y al hacer pública esta situación con los altos cargos de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) vio cómo el timonel de la 'tricolor' se dedicó, según la mujer, a hacerle la 'vida imposible'.

"Pido disculpas a la señorita Carolina si en algún momento sintió que mi comportamiento transgredió su moral. Siempre he procurado basar mis actuaciones en el respeto al otro, especialmente a las mujeres", dijo Luna, en la sesión, quien también habría acosado a algunas integrantes del plantel que posteriormente compitió en el Mundial de la FIFA, en Uruguay.

"Tanto la víctima como el señor Luna eran conscientes de las implicaciones del preacuerdo, debiendo hacer énfasis en que el acusado debía declararse culpable del acoso sexual como en efecto lo hizo a cambio de que la Fiscalía pidiera la condena por injuria por vía de hecho", leyó el juez.

Y es que según la investigación, "Luna, valiéndose de su superioridad, acosó sexualmente durante varios meses física y verbalmente a la señora Carolina Rozo, comportamiento que realizaba con claros fines sexuales no consentidos". Para el toago, la conducta del entrenador es agravada, pues oficiaba como jefe directo de la víctima.

"Debe considerarse que el sentenciado tenía una posición dominante frente a la víctima que aprovechó para ejercer presión sobre ella para solicitarle favores sexuales, lo que implica una gran intensidad del dolo por parte de Luna y un grave perjuicio para la tranquilidad emocional de la víctima", agregó el juez.

Se pudo evidenciar cómo Luna le hizo 'cumplidos en el oído' a Rozo; la abrazó con intensidad y fuerza y, además, le intentó dar un beso en la boca. A su vez, la asedió vía Whatsapp, con mensajes inquietantes. Por este comportamiento Rozo decidió ponerle un alto y denunciar el caso, lo que sin duda agravó su situación, pues luego la sobrecargó de trabajo y empezó a insultarla delante del grupo.

Cabe aclarar que pese a que fue condenado, Luna no irá a la cárcel. Para acceder este beneficio, bastará con que el entrenador pague una caución de 20 salarios mínimos mensuales legales vigentes y pida perdón de manera pública a Rozo y a las mujeres víctimas del acoso que perpetró. Esto en el lapso de 30 días hábiles, so pena de perder el beneficio dado por la justicia.




Síguenos en Google News