DEPORTES TOLIMA y el gran desafío: Asumir con éxito la era post Alberto Gamero



DEPORTES TOLIMA y el gran desafío: Asumir con éxito la era post Alberto Gamero






Foto: Jorge A Cuéllar

La partida del técnico samario Alberto Miguel Gamero del Deportes Tolima, la cual se hizo oficial este martes, traerá consigo un duro reto para la dirigencia del 'Vinotinto y Oro', que tendrá que asimilar de forma rápida la salida del estratega más exitoso en 65 años de historia en el profesionalismo. Y nombrar, en el menor tiempo posible, su reemplazo.

La amarga experiencia de 2017, cuando en un lapso de ocho meses el plantel tuvo a cuatro entrenadores, debió dejarle sendas enseñanzas al presidente y dueño del club, Gabriel Camargo Salamanca, quien consciente de las capacidades del 'Sonero' hizo todo lo posible por retenerlo, pero no lo logró. Y justamente su deseo era no verse expuesto a dar pasos en falso.

El uruguayo Gregorio Pérez, quien solo duró 34 días al frente de los 'Musicales'; el ibaguereño Carlos César Castro, interino en un partido; el argentino Óscar Héctor Quintabani, quien estuvo por 108 días; y el bogotano José Eugenio 'Cheché' Hernández, presente por 75 jornadas al frente del primer equipo, son fiel muestra de que en ese entonces no se eligió de buena manera.


En la actualidad, el principal candidato a asumir la responsabilidad es un hombre que podría considerarse 'de la casa', pero que no trae consigo los mejores antecedentes: El ibaguereño Hernán Torres Oliveros, que si bien es uno de los entrenadores más destacados en el recorrido de la 'tribu', con un subtítulo incluido, fracasó en su más reciente experiencia: Atlético Bucaramanga.

Y es que entre la afición existe preocupación ante la determinación que tome sobre el particular Camargo Salamanca. Y no es para menos: La tranquilidad que brindó el samario cuando estuvo al frente del plantel no se compara con ningún otro proceso en el fútbol profesional colombiano, tan caracterizado por el inmediatismo, los resultados a muy corto plazo y dirigentes impacientes.

De entrada, a juzgar por las palabras del exsenador, se trazaría un plan a un año, a la espera de ver cómo le va a Gamero en la casa 'Azul'. Es tal la confianza que le depositó el boyacense que está dispuesto a esperarlo por si las cosas no le funcionan al timonel con los 'Embajadores'. No en vano Gamero se convirtió en el entrenador que mejor supo manejar al dirigente y sus caprichos.

De seguro el dueño de la 'tribu' se tomará unos días para analizar qué perfil se acomoda a su escuadra, que ya empezó el proceso de renovación de su nómina. Lo que está en juego es, ni más ni menos, que la posibilidad de hacer una buena presentación en la fase previa de la Copa Conmebol Libertadores 2020, en su octava participación en el evento continental.



Síguenos en Google News