El análisis de Alberto Gamero tras la debacle del DEPORTES TOLIMA en el Murillo Toro: Junior no nos ganó la final, nosotros se la dimos



El análisis de Alberto Gamero tras la debacle del DEPORTES TOLIMA en el Murillo Toro: Junior no nos ganó la final, nosotros se la dimos






Una vez más: Tan cerca y tan lejos. Solo 19 minutos y un poco de malicia le faltaron al técnico del Deportes Tolima, Alberto Miguel Gamero y a sus dirigidos para haber obtenido la clasificación a la gran final de la Liga Águila 2 2019. Para evitar un nuevo revés ante su 'Bestia Negra', Atlético Junior, que volvió a irse a manos llenas del césped del Murillo Toro de Ibagué.

Para el 'Sonero', la sensación que le quedó tras el amargo empate (2-2), por la sexta fecha de los cuadrangulares semifinales de la competición, es que solo hubo un equipo en el campo de juego: Y ese fue el 'Vinotinto y Oro', ante un rival mezquino, que solo tuvo una opción de gol clara en el segundo periodo, la cual mandó al fondo de las piolas por intermedio de Edwuin Cetré.

"Junior no nos ganó la final, nosotros se la dimos. Si hubo un equipo superior fue Tolima. Ellos apostaron al juego directo y no elaborado y cometimos el error en los goles, antes del empate nos pudimos ir 3-1 y no lo hicimos. Me voy golpeado, duele porque tuvimos un camino duro este año. Nos duele quedar eliminados por lo que hizo el rival, pero estoy orgulloso del grupo, lo dieron todo", indicó el 'Sonero' en rueda de prensa.


Agotado

Para el entrenador, el 2019 no fue nada fácil. Disputó seis torneos y un total de 68 compromisos. Y aun así, con una nómina corta, con lesionados, suspendidos, trasnferidos, despedidos y hasta rebelados. Con todo y ello dio la pelea en todos los frentes, quedándose ad portas de avanzar a la máxima instancia en los tres certámenes semestrales en los que compitió.

"Fue un año duro, no lo voy a poner como muy bueno porque queríamos llegar a la final, pero en general fue un año bueno. Fueron 68 partidos con jugadores que tienen más minutos en el fútbol colombiano. Hubo una regularidad de partidos, de los últimos juegos perdimos solo uno. Me voy triste porque queríamos ir a la final, pero aplaudo lo que hicieron los muchachos", agregó.

Y defendió tanto al delantero Jorge Luis Ramos, quien desperdició la opción más clara para sentenciar la clasificación a los 70', y el arquero William Cuesta, quien un minuto después (71') se equivocó, en el tanto convertido por el atacante Edwuin Cetré. Sí, en un 'parpadeo' el castillo se derrumbó para los locales, ante la mirada de más de 19.000 espectadores en las tribunas del Murillo Toro.

"El ser humano se puede equivocar y las equivocaciones se aceptan. Lo que no se acepta es que no corran y tengan una mala actitud. Hoy (Miércoles) el equipo corrió, lucho. Hicimos lo cambios que pensamos para salir adelante en el partido, no lo logramos. Estoy agradecido con los jugadores y contento. Merecen sus vacaciones y que se vayan a descansar", complementó.

¿Se irá?

El gran interrogante que ha surgido en los últimos días en torno al samario es si aceptará la oferta que haría Millonarios -club en el que fue campeón como jugador en 1988- por sus servicios, gracias a su buen presente con los 'Musicales'. Todo indicaría que en un alto porcentaje su futuro estaría lejos de Ibagué, o al menos eso puede interpretarse con sus declaraciones, en la que dejó la puerta abierta para tomar nuevos caminos.

"Por ahora vamos a descansar, vamos a ver hasta cuándo vamos a entrenar aquí y miraremos que pasa. Estaba enfocado en estos partidos, pero ahora voy a descansar y luego miraré qué posibilidades hay", enfatizó el timonel, de quien dicen también que 'suena' para tomar las riendas de la Selección de Panamá, en reemplazo del argentino Américo Rubén Gallego.



Síguenos en Google News