¿Provocación? La polémica foto con la que 'Manga' Escobar reapareció en redes tras su salida de DEPORTES TOLIMA



Parece que al caucano Andrés Ramiro 'Manga' Escobar, recientemente licenciado del Deportes Tolima, le gusta dar de qué hablar, y no por sus actuaciones en el campo de juego, sino por sus comportamientos fuera del rectángulo verde.

Este viernes, luego de que comenzara a circular en redes la foto que comprobaría la grave falta que lo llevó a ser despedido del 'Vinotinto y Oro' (Vea la foto), Escobar puso una provocadora postal en su cuenta de Instagram, que podría ser interpretada como una indirecta al vigente campeón del fútbol colombiano.

En la imagen se ve a 'Manga' haciendo la popular 'pistola', acompañada del mensaje: "Y así lo dijo @gustavotorres11 (Jugador de Nacional) África en la casa #ellosnomemerecian". Así 'reapareció' en esta red social, tras tener su cuenta desactivada.



Indirecta o no, Escobar está en el 'Ojo del Huracán' mediático tras las fuertes declaraciones del presidente y dueño del club, Gabriel Camargo Salamanca quien, palabras más, palabras menos, dijo que se había presentado ebrio a uno de los entrenamientos.

Exactamente el del 8 de octubre, en la antesala del choque ante Junior en Barranquilla, para el que no fue convocado por el timonel Alberto Miguel Gamero. Y justo cuando dijo, a colegas de otros medios de comunicación, que su ausencia se debía a lesión.

"Se fue a dormir la borracherita (sic) al entrenamiento. Allí se quedó dormido en una camilla, en donde llevaba hora y pico 'fundido'. Le tomaron las fotos, lo llamaron, se le tomó la prueba de alcoholemia y dio positiva", indicó a 'Los Dueños del Balón' de RCN.

Y es que según Camargo, "El señor 'Manga' Escobar no estaba comprometido. No lo quería decir, pero es un irresponsable (...) no quería hablar, pero el señor no quiso que arregláramos por las buenas, que pasara la carta de renuncia".

Lo cierto es que, más allá de lo que sería este lamentable episodio, los números están lejos de avalar el aporte de 'Manga' al cuadro tolimense. Desde su llegada, en julio, solo acumuló 334 minutos de 1.080 posibles, con presencia en ocho compromisos y sin goles en su bolsa.