Con una sobria ceremonia, se dio el 'puntapié inicial' a la Copa del Mundo de Rusia 2018


El majestuoso estadio de Luzhniki, en Moscú, fue epicentro este jueves de la sobria ceremonia de inauguración y primer partido de la Copa del Mundo de la FIFA Rusia 2018, entre la selección local y Arabia Saudí. 

Un show corto pero emotivo, que generó muy buenos comentarios entre los espectadores, fue el que le dio inicio a la fiesta que se extenderá hasta el próximo 15 de julio y en la que estará presente Colombia.


El primero en aparecer en escena fue el golero español Íker Casillas, campeón en Sudáfrica 2010, quien en compañía de la modelo local Natalia Vodiónova, mostró el preciado trofeo a los cerca de 81.000 asistentes. 

Posteriormente, el que se robó todas las miradas fue el cantante británico Robbie Williams, quien con más famosas canciones, como 'Feel', 'Angel' y 'Rock Dj', pero también con un gran carisma, animó la jornada.


Williams deleitó a los asistentes y televidentes junto a la soprano rusa Aida Garifullina, quien hizo dote de su lírica voz y se llevó los más sonoros aplausos. Pero también por su inigualable belleza. 

En tanto, mujeres y niños salieron al terreno en representación de las 32 selecciones participantes, con vestimentas representativas de cada territorio. 

Al mismo tiempo, la bella Victoria Lopireva, embajadora del torneo, presentó el balón oficial: Adidas Telstar 18 y la mascota, Zabivaka, un llamativo lobo siberiano típico de la fauna rusa.


Uno de los momentos cumbres de la velada fue cuando pisó el campo el exdelantero brasileño Ronaldo Nazario Da Lima, quien fuera campeón en 1994 y 2002 y participó del saque inicial. 

En el cierre de la ceremonia que no duró más de media hora, el presidente ruso, Vladimir Putin, acompañado del titular de la FIFA, Gianni Infantino, declaró inaugurada la cita máxima, que se efectuará en 12 estadios y 11 ciudades.

"Sin importar las diferencias de lengua, ideología, de raza o de cualquier otro tipo, estamos unidos por el deporte y los valores. Bienvenidos", expresó el mandatario.


La fiesta para los anfitriones la redondeó la escuadra dirigida por Stanislav Cherchésov, que no tuvo piedad de los árabes y les propinó una senda goleada, por 5-0, para espantar los 'fantasmas' de una eventual eliminación en primera fase.

Fotos: FIFA