Sebastián Villa, figura en el triunfo del DEPORTES TOLIMA ante Envigado en el Murillo Toro


La de este jueves fue una muy buena noche para el mediapunta antioqueño del Deportes Tolima, Sebastián Villa, quien se ha convertido en uno de los inamovibles del equipo de Alberto Gamero.

El canterano marcó un gol y participó en otro en la victoria (2-1) como local del 'Vinotinto y Oro' frente al Envigado Fútbol Club, por la fecha 7 de la Liga Águila 1 2018. 

A los 58' Villa -quien fue el que habilitó a Ángelo Rodríguez en la acción que le cometieron penal- la mandó al fondo de las piolas con un cobro efectivo, en el que engañó por completo al guardameta Jéfferson Martínez. 

Y cuando el cronómetro marcó los 82', Sebastián propuso la jugada que terminó con el tanto del chocoano José Erik Correa, tras una serie de rebotes en el área chica que por fortuna resolvió bien el ariete. 


"La verdad contento por el gol, y también por estar en la jugada de mi compañero (Correa). Espero que me siga dando ese plus para seguir mejorando", indicó el paisa en zona mixta.

Pero además tuvo otras opciones en las que dio aviso al arco 'Naranja', como a los 5', cuando el golero Martinez le ahogó el grito de gol en el arco sur del Murillo Toro. 

"Pienso que Envigado nos tuvo la pelota, con jugadores jóvenes que tienen pulmón y de pronto lo manejamos en el segundo tiempo y pudimos remontar", agregó el joven jugador.

Sobre las tareas que le encomendó el técnico Alberto Gamero, es claro que una de ellas fue ser el hombre que le dio explosión a su divisa por la franja derecha, asociándose con el hombre que llegara libre a su sector. 


"Eso me pidió el profe, que desborde, que genere peligro en el arco contrario y gracias a Dios pude hacerlo. Creo que por ahí en los duelos sacamos la ventaja. En tener paciencia, en buscar los espacios", refirió Villa. 

El jugador, quien llegó a su segunda anotación en la Liga, también le dio reconocimiento a lo hecho por la visita, que en el primer tiempo tuvo un sistema defensivo sólido y apostó con éxito al contragolpe. 

"Algunos de ellos fueron compañeros míos cuando jugué en Medellín y hoy demostraron que tienen muy buenas capacidades", indicó el crédito de Bello, quien a sus 21 años comienza a escribir su historia en Primera.

Foto: Jorge A Cuéllar