¡DEPORTES TOLIMA es campeón de la Copa Postobón!






¡DEPORTES TOLIMA es campeón de la Copa Postobón!



Por: Mario Alejandro Rodríguez

¡Épico! ¡Realmente épico! En una noche mágica, la fría Bogotá vio coronarse al Deportes Tolima como campeón de la Copa Postobón. Pese a perder 2-1 en el  juego de vuelta ante Independiente Santa Fe, celebrado en el estadio El Campín, los 'Pijaos' se alzaron con el trofeo que agrupa a los elencos de primera y segunda división. Con uñas y dientes, la 'Tribu' defendió hasta el final la ventaja de 2-0 lograda en Ibagué y logró, además, un cupo a la Copa Sudamericana de 2015.

Los goles del mediapunta Luis Carlos Arias (42') y el delantero Jéfferson Cuero (55') de nada le valieron al dueño de casa, pues el tanto del volante vallecaucano Andrés Ibargüen (45') le permitió a la escuadra ibaguereña conservar  -al menos- un gol de diferencia sobre su adversario, que fue lo que pesó en la definición del campeón.

Como en 2003, en la final ante Deportivo Cali, los de Ibagué tuvieron que dar la vuelta olímpica fuera de casa. Pero a diferencia de aquella ocasión, cuando ganó la Copa Mustang, no fue necesaria la definición desde el punto penal, a la que el técnico Alberto Gamero denominó como una lotería, en la que las probabilidades de ganar son altas, pero igual las de irse con las manos vacías.

Y fue precisamente este hombre, quien llegó en mayo a la dirección técnica de la 'Tribu', el que pudo cristalizar un nuevo campeonato profesional, tras 11 años de amarguras. Los aficionados ya tienen una copa en la cual brindar por el cumpleaños 60 del Tolima. Y no es cualquiera: Es una que implicó 18 fechas de sacrificios, sudor, lágrimas y hasta sangre.

Ahora, lo que viene para el onceno 'Musical' es disputar los cuadrangulares semifinales de la Liga Postobón 2, ante Medellín, Cali y Águilas Doradas, con el favoritismo que da el éxito, y el estilo de juego que en las últimas jornadas le permitió soñar con la gloria, hoy cercana.

¡Sufrido!

¡Volveremos a ser campeones, como la primera vez!, fue el canto que los aficionados entonaron en la tribuna norte de El Campín, en la previa de la gran final de la Copa Postobón entre Deportes Tolima y Santa Fe. Y fue como una especie de premonición, porque la 'Tribu' no le falló a los tres mil fieles que de principio a fin alentaron al 'Vinotinto y Oro' y se llevó el ansiado trofeo a Ibagué.

Y cuando apenas arrancaba el cotejo, a los 2', el atacante Wilfrido De La Rosa por poco silencia el máximo escenario de los capitalinos. El hijo de Algarrobo la mandó ligeramente desviada del arco custodiado por Robinson Zapata, quien sólo le hizo vista al esférico.

Pero a los 7', el travesaño pero del arco 'Pijao' fue el que ahogó el primer tanto de la noche, que hubiera sido favorable al dueño de casa. Luis Carlos Arias cabeceó a la salida de un tiro libre, y le ganó el encuentro al portero visitante, Leonardo Burián, quien se 'durmió' y vio cómo el ariete le ganó el útil.

El conjunto de Gamero de a pocos aflojó en su marca, conducta influenciada por la tarjeta amarilla que recibió a los 6' el cartagenero Wílmar Barrios, lo que condicionó su actuar. A él se sumó el otro volante de marca, Nicolás Palacios, quien a los 24' también fue amonestado.

Sin embargo, en las toldas rivales el nerviosismo del arquero Zapata le dio argumentos para que, en el contragolpe, Tolima intentara hacer daño con su único hombre en punta, De La Rosa. A los 33', Andrés Ibargüen estuvo cerca de la primera anotación, pero su impacto lo sacó Zapata con lo justo.

Pero sin duda, el que casi la manda al fondo de la red fue W.M., quien a los 38', tras pase de Ómar Pérez definió, pero su remate lo atajó de forma providencial el 'charrúa' Burián. La respuesta 'Pijao' vino de forma inmediata, con un disparo de David Silva que sacó de la línea el zaguero De La Cuesta.

Y cuando el cronómetro marcaba los 42', Tolima dilapidó lo que pudo ser el 1-0 a favor, a través de Andrés Ibargüen, quien la mandó al palo izquierdo del cancerbero Zapata. No obstante, a la vuelta, el local capitalizó y con el media punta Luis Carlos Arias facturó en la red de Burián, con una definición en la que el uruguayo fue bañado.

Pese a ello, el premio para un jugador que hizo las cosas bien en el 'Vinotinto' llegó, cuando todo parecía complicarse. Al cierre de la primera mitad, Ibargüen -¡como una joya!- sacó un potente remate de derecha, previo enganche a tres contrarios, para vencer a Zapata, y arrancar el grito de más de tres mil almas en El Campín.

En la etapa de complemento, el que tuvo la obligación de buscar el arco rival fue Santa Fe, que intentó explotar su zona izquierda y con el ingreso de Juan Daniel Roa quiso explorar la banda derecha. A los 47', el anfitrión generó riesgo en territorio tolimense, pero el útil pasó por toda el área sin destinatario claro.

La primera llegada neta del 'Vinotinto' se dio a los 53', cuando De La Rosa recibió un pase solitario de Mahecha y solo frente a Zapata la mandó besando el palo izquierdo de 'Rufay' Zapata.

Pero dos minutos después (55'), el que cobró fue el 'Rojo', gracias a un espectacular remate de Jéfferson Cuero, que se metió al ángulo superior izquierdo del marco de Burián. La felicidad, entonces, fue de los hinchas santafereños, quienes soñaron con la remontada. Y del 1-1, Santa Fe pudo pasar al 3-1 en el juego, de no ser por la opción que se perdió a los 58' Cuero, balón que rechazó Quiñones.

Sobre los 66', Tolima tuvo una triple -sí, triple- opción de igualar el cotejo, pero ni Mahecha, ni Ibargüen ni De La Rosa pudieron mandar el balón al fondo de las piolas 'cardenales'. Primero tapó Zapata; segundo el travesaño dijo que no al gol y por último un zaguero capitalino evitó la caída de su valla.

El cambio de Marco Pérez por De La Rosa (71') refrescó el ataque 'Pijao', que durante los 45' finales le apostó solo al contragolpe. Aunque el chocoano salió expulsado por pérdida deliberada de tiempo, y no fue efectivo en el arco contrario, su presencia generó inquietud entre los zagueros 'Rojos', quienes tomaron más precauciones de las que debían.

Al Tolima le ayudó que el encuentro pasó un periodo muerto, en el que Santa Fe perdió ímpetu, con lo que el respiro cayó como caído del cielo, a una escuadra que la pasó muy mal. Y la inclusión de Bréyner Bonilla por Silva (86') le dio la seguridad que necesitó el equipo, para soportar la embestida de un león herido.

Para fortuna de la 'Tribu', Santa Fe no pudo con la presión de igualar la serie, perdió los papeles del encuentro sin el talento de Ómar Pérez -desaparecido- y dejó todo servido a los de Ibagué, quienes después de 11 años volvieron a saborear la gloria, y luego de tres temporadas participarán en la Copa Sudamericana.

A los 95' de juego, el árbitro Gustavo González le pidió el esférico al golero Burián, éste se lo entregó y fue ahí cuando estalló la fiesta en las tribunas del 'Coloso de la 57', ante la mirada impotente de los seguidores 'Rojos'. Ellos tuvieron que ver cómo se repitió un nuevo CAMPINAZO ante sus ojos -sí, en mayúscula- como aquel 12 de diciembre de 2010, cuando los de Ibagué dejaron sin final de Liga Postobón al cuadro 'Cardenal'.



Foto: El Universal





Síguenos en Google News