¡A lo DEPORTES TOLIMA! Con el empuje de su gente, el 'Pijao' venció al Independiente del Valle y sigue vivo en la Libertadores







¡A lo DEPORTES TOLIMA! Con el empuje de su gente, el 'Pijao' venció al Independiente del Valle y sigue vivo en la Libertadores



Por: Mario Alejandro Rodríguez

Fiel a su propia historia. A la victoria agónica, a la celebración represada. Al grito desaforado que pone fin a tanta angustia. Deportes Tolima, una vez más, como si estuviera empeñado en quitarle las manecillas al reloj, en una carrera constante contra su destino, logró salir avante del partido que puede partir en dos su campaña en la Copa Conmebol Libertadores 2022, ante un rival de quilates. 

El 'Vinotinto y Oro' logró este miércoles un triunfo que vale más de tres puntos, luego de vencer por la mínima diferencia (1-0) al Independiente del Valle de Ecuador, por la cuarta fecha del Grupo D del torneo. Y lo hizo ante cerca de 12.000 de sus hinchas, quienes sin importante el inhumano horario impuesto por la Conmebol decidieron ir al Manuel Murillo Toro a ser partícipes de la fiesta. 

El tanto del mediapunta Andrés Felipe Ibargüen, a los 87', a pase del volante Daniel Felipe Cataño, bastó para dar el ansiado golpe en casa y encaminar lo que podría ser una histórica clasificación a los octavos de final de la competencia. La misma que le ha sido esquiva en tantas ocasiones, incluso bajo la batuta del ibaguereño Hernán Torres Oliveros, quien lucha hasta con sus propios fantasmas.

La victoria dejó a los 'Musicales' con siete puntos de 12 jugados, a la escolta del Atlético Mineiro de Brasil, que lidera la zona con ocho unidades. Situación que, al inicio del torneo, era impensada para los hinchas, temerosos del grupo que le correspondió al ibaguereño Hernán Torres Oliveros; pero que a la fecha está al alcance de las posibilidades, como nunca antes había pasado en la etapa reciente.  

En la siguiente jornada copera, el onceno de la 'Tierra Firme' recibirá en su cancha al América Mineiro de Brasil, el próximo miércoles 18 de mayo (7:00 p.m.). La ventaja es que medirá fuerzas con un rival sin posibilidades de avanzar a la siguiente fase y con la tranquilidad, en el peor de los casos, de tener como mínimo el cupo a los 'octavos' de la Copa Sudamericana a su favor. Todo servido.

Emotivo

Con una muy marcada línea de cinco en su cuarteto posterior, el visitante buscó neutralizar la salida por los costados de la 'tribu'. La misma que tanto daño le hizo en el cotejo de ida y evitar dolores de cabeza ante un rival muy físico, que desde el pitazo inicial marcó la pauta de su juego: con Jeison Lucuní tirado por la franja izquierda, y Ánderson Plata haciendo lo propio, pero por derecha. 

Sin embargo, la primera aproximación de gol en el compromiso la tuvo el visitante, quien en la contra, aprovechando las malas entregas del dueño de casa, al que le picó constantemente el esférico, intentó a portería: lo hizo con el volante argentino Cristian Pellerano, quien a los 8' exigió la oportuna intervención del cancerbero Alexander Domínguez. Susto en las toldas del 'Pijao' de inicio.

Pero a medida que pasaron los minutos, el partido se volvió un monólogo. El dueño de casa, con la intención de poner a circular el esférico ante un rival si se quiere de corte defensivo. Tanto así que a los 21' el 'Vinotinto y Oro' estuvo muy cerca de abrir el compromiso, justamente aprovechando el pase entre líneas, pero un muy discutido fuera de lugar contra Gustavo Ramírez impidió la celebración.

Sin embargo, el exceso de autoridad del juez argentino Patricio Loustau, quien se encargó de cortar el juego con amonestaciones, en especial para los locales, fue condicionando el desarrollo. Y sacó de 'casillas' a los integrantes del 'Pijao', quienes cayeron en la trampa. Aun así, a los 34', el anfitrión tuvo su desquite, con un cabezazo del 'Matador' Ramírez que salvó el portero Moisés Quiñones.

A partir de entonces el cotejo se tornó de toma y dame. A los 38' una polémica acción en el área fue reclamada como penal por Lucumí, quien cayó al césped tras un enganche por izquierda. Pero en la respuesta por poco Junior Sornoza, tras el garrafal yerro del lateral Jonathan Marulanda, 'vacuna' a los 'Musicales', de no ser por la impresionante atajada mano a mano de Alexander Domínguez.

En el segundo periodo, el técnico Hernán Torres movió su nómina, en pro de darle una cara distinta a su plantel, con un juego más de interiores que de extremos. Y por eso metió al volante Daniel Cataño, en lugar de Orozco, con el fin de recuperar la posesión del útil y empezar a explotar la espalda de la rígida zaga del visitante. Poco a poco la idea fue cuajando, aunque con algunos recambios.

Y fue hasta los 56', luego de varias escaramuzas, que el 'Vinotinto' llevó peligro a predios del golero Moisés Ramírez. Y sucedió con una jugada que se gestó por zona izquierda y que intentó definir por el costado contrario el extremo Plata. Fue la primera de las tres llegadas claras consecutivas que el guajiro desperdició, como a los 58' y a los 60', de manera insólita en predios ecuatorianos. 

No obstante, el flojo desempeño de Jeison Lucumí en la complementaria obligó al orientador a hacer su segunda variante, y mandar al campo de juego a Andrés Ibargüen. Mientras se daba, quizá, la llegada más expedita de los locales, cuando a los 67' el atacante Ramírez estrelló de forma insólita un cabezazo en el palo izquierdo del marco sur del 'Coloso de la 37'. Ante el desespero de los hinchas.

Con la necesidad del triunfo y el cronómetro en contra, Torres 'sacudió' el tablero y metió en circulación al ariete Michael Rangel por Ramírez y, de paso, al mediocampista chileno Rodrigo Ureña por Juan David Ríos, distante de su mejor versión (72'). Y con casi todo a su disposición, la 'tribu' se volcó con más ganas que orden en pro del tanto del triunfo, ante un rival agazapado.

A la heroica, con el empuje de su gente, Tolima arriesgó más de la cuenta y empezó a pasar angustias en su zona defensiva; en tanto que el foráneo se envalentonó y empezó a meter sustos en predios del golero Domínguez, quien no tuvo un desenlace tranquilo. Pero como si estuviera escrita una dosis extra de sufrimiento, solo a tres minutos del tiempo reglamentario, el local logró destrabar la historia.

Y el milagro sucedió: a los 87', cuando el partido parecía esfumarse para los orientados por Torres Oliveros, un centro magistral de Daniel Cataño, una de las figuras del compromiso, le quedó a Ibargüen, quien en el área chica líquidó de cabeza y desató la locura en las tribunas del Murillo Toro. Que a poco de bordar la medianoche vivió una de sus noches más especiales a nivel continental.

Así se terminó de gestar una noche con todos los ingredientes para un grupo que nunca dejó de creer en el triunfo, más allá de sus limitantes y de las inseguridades propias de tener que poner la cara en casa. La clasificación a los octavos de final de la 'Gloria Eterna', la tan esquiva presencia entre los 16 mejores del continente, está a solo 90 minutos de distancia. Llegó la hora de revertir la historia.

Reviva los mejores momentos del triunfazo del Deportes Tolima ante Independiente del Valle:



Foto: AFP - Antena 2 






Síguenos en Google News