Continúa la 'maldición' del Murillo Toro: DEPORTES TOLIMA estuvo a 45' de dar la vuelta olímpica, pero Cali le aguó la fiesta y se quedó con la estrella







Continúa la 'maldición' del Murillo Toro: DEPORTES TOLIMA estuvo a 45' de dar la vuelta olímpica, pero Cali le aguó la fiesta y se quedó con la estrella



Por: Mario Alejandro Rodríguez

Del júbilo a la desazón y la amargura. De la esperanza a la incertidumbre. Una vez más, Deportes Tolima dejó escapar la posibilidad de romper con la 'maldición' del Murillo Toro y celebrar un título ante su parcial. El 'Vinotinto y Oro' estuvo a 45 minutos de consagrar el anhelo de su hinchada, que asistió en masa, pero ese 'Dios del fútbol' le arrebató lo que prácticamente tenía en el bolsillo.

El tanto de cabeza del defensor y capitán del onceno, Julián Alveiro Quiñones (41'), quien tomó mal parado al guardameta Guillermo De Amores, parecía ilusionar a los cerca de 30.000 espectadores en el 'Coloso de la 37' con el bicampeonato. Pero en un fatal segundo periodo, los de Ibagué se dejaron dar vuelta de un visitante que anotó a través de los arietes Jhon Vásquez (59') y Harold Preciado (79').

De un primer tiempo ordenado, en el que fue claro en su propuesta y tuvo con qué haber ampliado la ventaja, apoyado en su estilo físico y vertical, el dueño de casa se vio sometido en la segunda mitad a punta de buen toque, por un contrincante que salió a 'devorarlo'. Más allá de que el tanto definitivo haya llegado producto de un penal discutido, sancionado por el polémico Jhon Alexander Ospina. 

El certero cabezazo de Quiñones, quien le ganó en la marca al uruguayo Hernán Mennose, levantó de las tribunas el ensordecedor grito de los asistentes al escenario deportivo por excelencia del departamento. Pero un pase soberbio de Ángelo Rodríguez a Vásquez, que finalizó con un potente disparo, y el certero cobro de Preciado desde los 12 pasos, le diero vuelta a la historia en el 'Coloso'.

Y es que la supuesta mano del zaguero Eduar Caicedo dejó otra vez un manto de duda sobre el accionar de Ospina, el responsable de que la 'tribu' no haya ganado la Copa BetPlay en febrero pasado, ante Independiente Medellín. Pero al final, el juez se mantuvo en su decisión -protestada por todo el plantel anfitrión- y le abrió la vía al foráneo de ilusionarse con su décima estrella, que por fin llegó. 

No obstante, también quedará el 'guayabo' de la increíble opción de gol que el extremo Ánderson Daniel Plata, antes de la paridad 'verdiblanca', dilapidó en solitario ante el portero Guillermo De Amores, en lo que pudo ser el 2-0 lapidario en el cotejo. Luego vino el aluvión del rival que supo capitalizar las desconcentraciones defensivas y la evidente superioridad de juego en la definición.

Con sensibles bajas por lesión, como la de su defensa goleador, Sergio Mosquera, o su lateral izquierdo titular, como Jeison Angulo, el 'Pijao' peleó hasta donde pudo, ante un contrincante que llegó fresco a la disputa máxima y sacó provecho de ello. Y que además contó con la experiencia en su plantel de hombres como Teófilo Gutiérrez, quien otra vez hizo su negocio en el césped del Murillo.

A diferencia de otros partidos, el desespero se apoderó del entrenador Hernán Torres Oliveros, quien no acertó en los cambios e intentó con el afán propio del resultado 'salvar la papeleta'. Y no era para menos, pues la presión de darle una estrella al equipo de sus amores en su cancha lo sobrepasó, y no logró neutralizar con sus hombres el circuito ofensivo del conjunto vallecaucano en Ibagué. 

Como en 2006-2 frente al Cúcuta Deportvo, o en la Superliga 2019 ante Junior de Barranquilla, el conjunto de la 'Tierra Firme' no pudo cristalizar ese anhelo de la afición: Ganar un título en el máximo escenario deportivo de los ibaguereños. Y reafirmó que su suerte está lejos del suelo tolimense, como ha acontecido en las consagraciones de 2003-2, 2018-1 y la de hace seis meses, la del 2021-1.

En cuanto al duelo entre ambos conjuntos, Cali se 'sacudió' de la racha favorable del onceno de Ibagué e igualó la llave en cuanto a definiciones ligueras, pues es recordado el título del Tolima en 2003-2, jugando de visitante en el Pascual Guerrero. Y no solo eso: Quebró el invicto de 10 jornadas en el torneo del local, y volvió a ganar en el Murillo luego de tres años y nueve meses. Felicidades.

Así formaron

Deportes Tolima: William Cuesta; Harold Gómez, Julián Quiñones, Eduar Caicedo, Junior Hernández; Cristian Trujillo, Juan David Ríos (Yohandry Orozco, 81'), Daniel Cataño (Juan Fernando Caicedo, 66'); Anderson Plata (Luis Miranda m.79), Omar Albornoz (Andrey Estupiñán, 79') y Gustavo Ramírez.

Entrenador: Hernán Torres Oliveros.

Deportivo Cali: Guillermo De Amores; Juan Esteban Franco (Juan Camilo Angulo, 53'), Hernán Menosse, Jorge Marsiglia, Kevin Velasco; Jhojan Valencia, Andrés Balanta (Andrés Colorado, 53'), Teófilo Gutiérrez (Michael Ortega, 84'); Jhon Vásquez (José Caldera, 79'), Harold Preciado y Ángelo Rodríguez.

Entrenador: Rafael Dudamel.

Foto: Dimayor







Síguenos en Google News