¡'Robo' en el Murillo Toro! Sobre la hora, y con la ayuda del juez Betancur, DEPORTES TOLIMA cedió un amargo empate ante Millonarios en la 'ida' de la final






¡'Robo' en el Murillo Toro! Sobre la hora, y con la ayuda del juez Betancur, DEPORTES TOLIMA cedió un amargo empate ante Millonarios en la 'ida' de la final


Por: Mario Alejandro Rodríguez

Un capítulo negro por cuenta del arbitraje de Carlos Betancur se vivió en la noche del jueves en el césped del Manuel Murillo Toro de Ibagué. Deportes Tolima, en un partido en el que mereció mejor suerte, cedió un amargo empate (1-1) frente a Millonarios, con complicidad del juez, que sobre la hora les pitó un penal a todas luces polémico, cuando antes dejó de sancionar uno para la 'tribu'.

El tanto del delantero antioqueño Juan Fernando Caicedo (35'), uno de los más destacados del compromiso junto al volante pereirano Juan Pablo Nieto, la gran figura, de nada sirvió para sumar de a tres en el 'Coloso de la 37'. Porque llegó la 'ley de la compensación', tras la justa expulsión del atacante Cristian Arango (49') y Juan Carlos Pereira (90+6'), por la vía de los 12 pasos, puso cifras finales. 

Ni siquiera con la ayuda del sistema de videoarbitraje VAR el juez central pudo salir en limpio de este cotejo, tal y como le había pasado en los dos anteriores cotejos que le pitó a los 'Embajadores' en el torneo. Tal vez fueron esos antecedentes y el lloriqueo mediático de su máximo accionista, Gustavo Serpa, el que condicionó el actuar del referi, tal y como lo advirtió el dueño de casa en sus redes.

Con todo y ello, el cuadro de la 'Tierra Firme' aumentó su racha ante los 'Embajadores' a ocho cotejos sin perder, algo que no pasa desde 2017. Con esa premisa deberá ir a buscar este domingo (3:00 p.m.), en el estadio El Campín de Bogotá, un resultado que le permita soñar con la conquista de la tercera estrella, pendiente desde 2018-1. Justo en la condición en la que se siente más cómodo.

Pero sobre todo, que le dé al plantel lo que tanto desea: Los $2.000 millones de premio que forzaron en una tensa negociación con el presidente y dueño del club, Gabriel Camargo Salamanca. El empate, por cualquier marcador llevará la serie a los cobros desde el punto penal, una instancia que le ha dado las más grandes alegrías al club, que curiosamente ha cosechado su éxito en tierras ajenas. 

Picó en punta

Con el ímpetu acostumbrado de los primeros minutos, el 'Vinotinto y Oro' intentó de inicio aplicarle una férra presión en zona alta al elenco 'Albiazul', experto en dicha táctica y así romper el improvisado sistema defensivo de la visita, que a decir verdad dejó mover con tranquilidad a elementos como Juan Fernando Caicedo, Andrey Estupiñán y Ánderson Plata, referentes en el frente de ataque del local.

Sin embargo, el primer aviso lo dio el volante Juan Pablo Nieto, quien a los 13' y casi cayéndose, sacó un potente remate de media distancia, que de manera increíble se estrelló en el travesaño del arco sur del Murillo Toro, ante la mirada impotente del golero Christian Vargas, quien temió la caída de su valla. A partir de entonces el dominio de las acciones fue absoluto para el cuadro 'Musical'. 

Como a los 22', a la salida de un tiro de esquina, el zaguero central Sergio Andrés Mosquera intentó hacer daño en el juego aéreo, con un cabezazo que pasó muy cerca del pórtico 'Embajador'. O a los 25',  momento en el que atacó Caicedo, con relativo riesgo, aprovechando los espacios que ofreció el foráneo en su cuarteto posterior. Pero solo fue cuestión de minutos para que llegara la primera alegría.

Sobre los 35', en el momento más aciago en materia defensiva del cuadro capitalino, apareció el '9' de la 'tribu' para desatar la alegría en Ibagué y en todo el depaertamento. Nieto, el criticado, se puso el traje de asistidor, explotó el ataque por izquierda, centró al corazón del área y encontró libre al delantero centro de los 'Pijaos', quien con toque sutil la mandó al fondo de las piolas del 'Coloso'.

Lo intentó 

De cara a la etapa complementaria, y más por prevención que por otra cosa, el técnico del 'Vinotinto y Oro', Hernán Torres Oliveros, hizo su prmera variante: Sacó del campo al extremo guajiro Plata e ingresó a Luis Fernando Miranda, con el fin de capitalizar el flujo ofensivo por la franja derecha, por la que el 'Azul' tuvo serias afugias que le permitieron hacer daño durante el primer tiempo.

Y cuando intentaba reaccionar el conjunto bogotano, la noche parecía venírsele encima: A los 49' una de sus principales figuras, el delantero Cristian 'Chicho' Arango, vio la tarjeta roja, luego de que recibiera una segunda amarilla por un brutal planchazo sobre el arquero Montero, en una acción en la que perfectamente pudo haber sido expulsado de forma directa. Así dejó a su equipo con 10. 

Aunque con un jugador menos en el campo, los visitantes no tuvieron miedo de arriesgar, adelantar líneas e intentar la paridad. Y por poco la consigue a los 56', cuando apareció el delantero Fernando Uribe y de testazo hizo pasar un gran susto al arquero Montero. Pero tal vez fue una de las únicas opciones clara de convertir que tuvo desde entonces, pues el club anfitrión apretó el 'acelerador'.

En el pase en profundidad, en el juego aéreo y con salida por los costados, el 'Pijao' quiso vulnerar la 'pared' que de a poco empezó a 'construir' Millonarios para evitar un desastre. Y con la inclusión del juvenil Junior Hernández por el nariñense Andrey Estupiñán refrescó su andamiaje por zona izquierda, con la necesidad de no perder los bríos que lo llevaran a aumentar la diferencia en el campo.

Trago amargo

No obstante, las múltiples incursiones en campo adversario no fueron concretadas, lo que le dio un respiro al equipo comandado por Alberto Gamero, que consciente de ello metió hombres rápidos en el frente de ataque, como su 'amuleto': El joven Jader Valencia, quien otra vez le dio resultados. No sin antes recibir, de manera increíble, la ayuda del juez Carlos Betancur, de reprochable actuación. 

Cuando el cronómetro marcaba los 87', el silbato omitió una clara mano del zaguero Andrés Murillo en las 16 con 50 y se inventó una supuesta falta previa que invalidaba la acción, en claro perjuicio de la 'tribu', que posteriormente -Nueve minutos después (90+6')- vio cómo el silbato sancionó una presunta infracción del defensa Ánderson Angulo sobre Valencia, bastante discutible.

En efecto, cuando los tres minutos de reposición ya habían expirado, el VAR llamó a revisión el supuesto agarrón del jugador de la 'Tribu'. Y tras unos minutos de análisis, pese a que se había reanudado rápidamente el juego, la decisión fue escandalosa: Penal para los 'Embajadores', que transformó el gol el volante Juan Carlos Pereira, para decretar el final del compromiso. 

Así formó

Deportes Tolima:

Álvaro Montero
Nilson Castrillón
Ánderson Angulo
Sergio Mosquera
Jeison Angulo
Juan David Ríos
Cristian Trujillo
Ánderson Plata
Juan Pablo Nieto
Andrey Estupiñán 
Juan Fernando Caicedo

Cambios: 

Luis Miranda por Plata (45')
Junior Hernández por Estupiñán (78')

Fotos: Dimayor






Síguenos en Google News