¡Pusilánime! El desastroso arbitraje del quindiano Jhon Alexander Ospina que perjudicó al DEPORTES TOLIMA y favoreció al DIM





¡Pusilánime! El desastroso arbitraje del quindiano Jhon Alexander Ospina que perjudicó al DEPORTES TOLIMA y favoreció al DIM





Por: Mario Alejandro Rodríguez

Que no exista duda alguna. A Deportes Tolima le metieron la mano y feo en el césped del Atanasio Girardot de Medellín, escenario en el que estuvo a un paso de consagrarse como campeón de la Copa BetPlay 2020. La presentación del juez quindiano Jhon Alexander Ospina perjudicó a los 'Pijaos', quienes lucharon hasta el final en pro de revertir semejantes yerros, pero sucumbieron en los penales.

Ospina, quien goza de la escarapela FIFA, cometió dos errores a todas luces imperdonables que impidieron que el 'Vinotinto y Oro' tuviera una mejor suerte en los 90 minutos reglamentarios, ante un rival que no hizo mayores méritos por quedarse con el título, a juzgar por el desarrollo de la segunda mitad. Y lo peor: El 'cuyabro' falló teniendo a su lado el sistema de videoarbitraje (VAR).

El primer error, garrafal por demás, se dio a los 38', cuando una mano en el área del volante David Loaiza, tras un taco del extremo Ánderson Plata, no fue sancionada por Ospina, quien incluso fue llamado por el huilense John Perdomo, encargado del VAR. Luego de casi tres minutos de deliberaciones, el quindiano decidió desestimar la clara falta, alegando que no hubo intención.

Y a seis minutos del final, en otra acción escandalosa, le impidió al defensor Sergio Mosquera celebrar en campo contrario. Según Jhon Alexander, el esférico pegó en el brazo izquierdo del zaguero de los 'Musicales', cuando las cámaras muestran todo lo contrario. Así el silbato se encargó de minar la suerte de la 'tribu', que contra todos y todo logró -por lo menos- llevar la serie al punto blanco.

"Pienso que el gol que nos anuló el VAR fue legítimo. Al jugador no le pegó el balón en la mano (...) Lastimosamente hay cosas que uno no puede cambiar, que no voy a hablarlas. Y últimamente le está pasando a Tolima", expresó el entrenador Hernán Torres Oliveros, muy molesto por las decisiones del colegiado, pronunciamiento al que también se sumó el capitán, Yeison Stiven Gordillo.

"El VAR últimamente nos perjudica, sea legal o no la jugada. Para mí hay que revisar el tema, en cada partido que está salimos perjudicados. Para mí hubo un gol legítimo y un penal, ya lo vimos y me sostengo en eso. Creo que eso nos afecta mucho", expresó el mediocampista caucano, de quien se dice habría jugado su último compromiso con la divisa de la 'Tierra Firme'.

El nefasto papel de Ospina hizo recordar al del paraguayo Carlos Amarilla, quien un 11 de noviembre de 2010, y justamente a otro equipo del ibaguereño Hernán Torres Oliveros, lo privó de clasificar a la semifinal de la Copa Sudamericana de ese año, cuando le quitó un gol legítimo al defensa Yesid Martínez, en la llave frente al Club Atlético Independiente en el 'Cilindro' de Avellaneda. 

O peor aún: Al del cuestionado Henry Cervantes, quien el 8 de diciembre de 2004 obró en contra de los de Ibagué también en el gramado del Atanasio, en un partido ante Atlético Nacional por los cuadrangulares semifinales del segundo semestre, cuando dejó de pitar un penal a Iván 'La Champeta' Velásquez. O quizá a Jorge Hernán Hoyos, y aquel juego de 2007 frente al Independiente Santa Fe.






Síguenos en Google News