Con un hijo de la 'Tierra Firme', Atlético Huila se consagró campeón del Torneo de Ascenso





Con un hijo de la 'Tierra Firme', Atlético Huila se consagró campeón del Torneo de Ascenso






Con el volante de creación ibaguereño Harold Rivera Chavarro en sus filas, Atlético Huila dio este sábado un paso importante en sus aspiraciones de regresar a Primera División, luego de vencer en la gran final del Torneo de Ascenso 2020 a Cortuluá, rival al que le ganó los dos duelos de la máxima instancia: Primero por la mínima diferencia en el estadio Plazas Alcid de Neiva (1-0), y luego con una contundente presentación en el gramado del Doce de Octubre del municipio 'Corazón' (1-3).

"Siento felicidad. Y a la vez tranquilidad. Dios y el fútbol nos dieron lo que nos merecíamos. Siempre buscamos el campeonato, el título, fuimos pospositivos en todos los partidos y cuando más hubo incertidumbre y duda fue cuando más creímos en nosotros, en nuestro juego e idea. Y Dios nos premió con la bendición de ser campeones. Que la gente lo disfrute con mesura", dijo Rivera, visiblemente emocionado con este logro.

Y, en medio de la desbordada celebración de los huilenses, Harold -quien disputó un total de 22 partidos en la temporada y anotó seis goles- no pudo evitar acordarse de su mentor: Nada menos que su padre, el entrenador ibaguereño Harold Rivera Roa, quien se jugará este domingo (6:00 p.m.), en el estadio El Campín de Bogotá, la posibilidad de ser campeón de la Liga BetPlay 2020 con Independiente Santa Fe, en la disputada final ante América, en la que tendrá que revertir un 3-0, tras la ida en Cali.

"Le envío un saludo muy especial a mi papá. Confío mucho en Dios y sé que es posible. Él sabe que de corazón lo estoy apoyando siempre, que esto es para él y para mi familia", dijo el menor de los Rivera, de 27 años, en lo que se anhela sea un fin de semana exitoso para esta familia 'Pijao', que ha pasado, sin duda alguna, por las 'verdes' y las 'maduras' en su trasegar por el balompié rentado. Ya es hora de que disfruten las mieles del éxito, tras incontables sacrificios para llegar a la cima.

En síntesis

Los tantos de la conquista de los 'Auriverdes' en calidad de visitante los convirtieron Carlos Moreno (30'), Yúber Asprilla (38') y el ex Deportes Tolima Hárrison Otálvaro (87'), con lo que revalidó su superioridad en la llave ante un contrincante que descontó por intermedio del delantero César Amaya (51'), otro exintegrante de la 'Tribu'. Y revalidó así el favoritismo que tuvo durante todo el torneo, siendo el elenco mejor reforzado de los 16 que afrontaron el certamen.

En el cotejo resultaron expulsados dos jugadores: En el local Jéfferson Paz, cuando el cronómetro marcaba los 45'; en tanto que en el visitante vio la cartulina colorada el delantero nortesantandereano Ómar Duarte, a los 60'. Por fortuna para los huilenses, y en especial para Rivera quien se jugó esta final como el partido de su vida, esta baja no representó mayor riesgo en su éxito, el cual celebraron a rabiar en el césped del coliseo tulueño.

Los huilenses, quienes ganaron el cuadrangular B con 13 unidades, por encima del Deportes Quindío, con 11, en una definición a todas luces dramática, no fueron inferiores al reto que ellos mismos se pusieron en frente, y ya lograron lo que podría decirse es la mitad del tiquete a la Primera División, el cual dirimirán frente al ganador del certamen semestral de 2021-1, en una temporada atípica por culpa de la pandemia del COVID-19.

En caso de repetir el éxito de este 2020, el elenco 'Bambuquero', de la mano del estratega antioqueño Dayron Pérez, pero que tiene un plantel de peso, con jugadores de experiencia, retornarán a su lugar en el fútbol de élite, tras la desgracia sufrida en 2019, en la que no pudieron evitar el duro revés de perder la categoría, situación por la que no pasaban hace 21 años. Y se espera, lo haga con un hijo de la región. 
Harold Rivera, y su t video




Síguenos en Google News