Juan Carlos Osorio, uno más en la lista de Alberto Gamero: El 'Sonero', el terror de los técnicos en el FPC





Juan Carlos Osorio, uno más en la lista de Alberto Gamero: El 'Sonero', el terror de los técnicos en el FPC





Por: Mario Alejandro Rodríguez

En plena noche de 'Halloween', el técnico samario Alberto Miguel Gamero ratificó por qué es el 'Freddy Krueger' de sus colegas y con la victoria que logró al mando de Millonarios (3-0), sentenció la salida del risaraldense Juan Carlos Osorio de Atlético Nacional. Uno más en su 'tenebrosa' lista de entrenadores que justamente se han quedado sin trabajo tras enfrentar al costeño, quien se ha encargado de 'descabezar' a todo aquel que llegue flojo a enfrentarlo.

La seguidilla de estrategas a los cuales el 'Sonero' los dejó con las manos cruzadas y enviando hojas de vida para conseguir nuevo 'camello' inició aquel 2 de diciembre de 2017, cuando eliminó al español Juan Manuel Lillo de la Liga 2 2017, en una emocionante tanda de penales que dejó al Deportes Tolima instalado en la semifinal. Ese fue el primero de los adiestradores del 'Verde' paisa a los cuales les hizo la 'vida a cuadritos', como bien lo reflejan los números. 

Luego, en la Liga 1 2018, fue el responsable de la salida de dos timoneles: Alexis Mendoza, del Junior de Barranquilla, cuando apenas transcurría el mes de abril y se jugaba la temporada regular, y a otro ibérico: Ismaael Rescalvo, del Independiente Medellín, tras dejarlo afuera en mayo de la gran final del torneo, en otra trepidante definición desde los 12 pasos. Justo en ese semestre alzó los brazos en señal de victoria, al conquistar la segunda estrella de los 'Pijaos'.

Pero ahí no paró todo. En el segundo semestre del 2018 se 'llevó por delante' al paisa Carlos Mario Hoyos, en ese entonces en el Atlético Bucaramanga. Y apenas en febrero de 2019, cuando la temporada era joven, se encargó de allanar el camino para la salida del uruguayo Guillermo 'Topo' Sanguinetti, al que lo derrotó (0-1) en El Campín, por la Liga 1 de ese año. En marzo de ese año también fue quien 'ultimó' la salida de Dayron Pérez de la dirección técnica del Atlético Huila.

En la parte B del 2019, fueron tres los técnicos que tras perder con Gamero pasaron al 'papayo': El argentino Patricio Camps, quien apenas duró cuatro fechas al frente de Independiente Santa Fe, y fue despedido en agosto de ese año; el santandereano Óscar Upegui, quien ese mismo mes renunció a Jaguares de Córdoba tras perder ante los 'Pijaos' del samario. No fue el último de la temporada, pues en el epílogo de septiembre se llevó al antioqueño Pedro Sarmiento, del Unión Magdalena.

Para cerrar la decena de adiestradores que han sufrido al hijo del barrio Bastidas de Santa Marta, un nombre de pergaminos: El de Osorio, al que prácticamente le fue abonando su salida desde el segundo semestre del año anterior, tras eliminarlo con la 'tribu' en septiembre de la Copa Colombia, torneo en el que el 'Rey de Copas' era vigente campeón, y dejarlo sin posibilidades de clasificar a la final de la Liga, en noviembre, tras ganarle en Ibagué y empatarle en Medellín por los cuadrangulares.

La goleada (3-0) propinada con Millonarios al equipo paisa solo fue un formalismo para acabar de una vez y por todas con la era del 'cafetero', a quien no le quedó escapatoria válida y terminó, con más pena que gloria, su segunda etapa con los nacionalistas. Esta vez no tuvo la suerte de 'revivir' como lo hizo en 2013-1 en Ibagué e Itagüí, en el inicio de su era gloriosa con los 'Verdes'. Gamero, el 'vedugo', volvió a hacerlo de nuevo y cuando todos lo daban por 'muerto' resurgió de sus 'cenizas'.

Colofón

A los nombres anteriormente citados podría sumarse el del argentino Jorge Almirón, quien si bien no fue destituido ni renunció tras perder la final de la Liga 1 2018 ante el entonces Tolima del estratega costeño, si quedó herido de 'muerte' después de aquel 9 de junio, cuando el 'Vinotinto y Oro' le dio la vuelta olímpica en el Atanasio Girardot, con una remontada épica. Solo fueron cuestión de semanas para que el sureño terminara yéndose por la puerta de atrás de la divisa antioqueña. 

Foto: Dimayor





Síguenos en Google News