Macará: Primer rival ecuatoriano para DEPORTES TOLIMA en la historia de la Copa Libertadores



Macará: Primer rival ecuatoriano para DEPORTES TOLIMA en la historia de la Copa Libertadores






Por primera vez en su historia en la Copa Libertadores, y de hecho en las competiciones de la Conmebol, Deportes Tolima medirá fuerzas ante un rival de nacionalidad ecuatoriana: El Club Deportivo y Social Macará de Ambato, al que deberá superar en la fase 2 de la competición del 2020 si quiere seguir con su objetivo de meterse en la instancia de grupos.

Para los 'Pijaos', más allá de que el rival no sea de quilates como los que le tocó en 2019, no será un duelo sencillo: Al frente tendrá a un equipo que se metió al torneo continental como el elenco más regular de la campaña del 2019 en el vecino país, al sumar 62 puntos en 30 compromisos y quedándose a un paso de llegar a la gran final.

En efecto, el elenco 'Celeste' avanzó con honores a los 'Play Offs'. En cuartos de final eliminó al histórico Emelec de Guayaquil, pese a empatar en el global (3-3). Pero en la semifinal se vio superado por Delfín, a la postre el campeón del fútbol de Ecuador, que le ganó la llave por la mínima diferencia (3-2) en un vibrante duelo.

Esta será la segunda presencia del cuadro ambateño en el torneo. En 2018 compitió en la fase 1 de la Libertadores, pero fue eliminado por Deportivo Táchira. Un doble empate (1-1 en casa y 0-0 en suelo venezolano) lo dejó al margen de la competencia, por el ítem de desempate de goles de visita, en el que se impuso el 'Aurinegro', posteriormente sacado de competencia por Santa Fe.


Más de Macará

El 'Viejo y Querido', como se le conoce a este club, fue fundado el 25 de agosto de 1939 por estudiantes del Colegio Nacional Bolívar, siendo uno de los 'Decanos' del balompié ecuatoriano, con amplia trayectoria a nivel amateur y profesional. Aunque su debut en la máxima categoría de la Liga fue en 1960, en la que estuvo por ocho años antes de su primer descenso, en 1968.

Su peor época la vivió entre 1975 y 1985, cuando incluso cayó a la Tercera. Pero recuperó su lugar, que conservó hasta 1992, año en el que volvió a irse a la B. Así estuvo en una 'ola' de constantes descensos y ascensos, hasta 2017, año desde que ha competido de manera ininterrumpida en el fútbol de élite del país fronterizo. Esa estabilidad empezó a verse reflejada a nivel internacional.

A diferencia de la 'tribu', Macará no sabe aún lo que es ser campeón de la A en Ecuador. Sus encuentros como local los disputa en el estadio Bellavista, que si bien tiene capacidad para 16.467 espectadores está en duda para recibir el evento, por problemas en sus luminarias. De no jugarse allí la serie ante los 'Pijaos', la misma se trasladaría a Quito, a algo más de dos horas de Ambato.

El entrenador de los 'Azules' es Paul Vélez, exjugador profesional que no tuvo mayor repercusión en su carrera, pero que empieza a destacarse desde los banquillos. En su palmarés se destaca su paso por Cuenca, Técnico Universitario, Liga de Loja, Deportivo Quito y desde 2017 está al frente del 'Guaytambo Celeste', otro de los remoquetes de esta escuadra, que gana protagonismo.


Síguenos en Google News