La 'maldición' del Murillo Toro: Todo lo que dejó escapar DEPORTES TOLIMA como local en 2019



La 'maldición' del Murillo Toro: Todo lo que dejó escapar DEPORTES TOLIMA como local en 2019






Foto: Jorge A Cuéllar

El campo del que deberían brotar los mejores frutos, se ha convertido en un terreno estéril, árido. Con la eliminación de este miércoles de la Liga Águila 2 2019, a manos de Atlético Junior, Deportes Tolima confirmó que la maldición de jugar en el estadio Manuel Murillo Toro no es un mito: Sino una amarga realidad, pues cuando tuvo que resolver en su cacha los objetivos que se propuso fracasó de manera estrepitosa, con su técnico más exitoso: Alberto Gamero.

Además del duro revés en los cuadrangulares del presente torneo, el 'Vinotinto y Oro' vio cómo se le fue la Superliga Águila 2019, ante el mismo rival; la clasificación a la tercera fase de la Copa Conmebol Sudamericana 2019, frente a Argentinos Juniors; el tiquete a la gran final de la Copa Águila 2019, ante Deportivo Cali, y, se quiere, la posibilidad de haber disputado la final de la Liga 1 2019 y los octavos de final de la Copa Libertadores 2019. Un recuento que duele...

De manera inexplicable, el 'Coloso de la 37' se ha convertido en escenario de las más dolorosas jornadas del equipo en el último tiempo. Y cuando se creía que la mala racha oficiando como local era cosa del pasado, con cinco victorias consecutivas en el certamen liguero que lo llevaron a perfilarse como favorito sin serlo, vino la agónica derrota frente al Cúcuta Deportivo, el pasado 20 de noviembre (0-1) y luego la igualdad (2-2) ante los vigentes bicampeones del torneo.


Al final de cuentas, por x o y razón, el elenco del 'Sonero' se fue con las manos vacías en una temporada en la que jugó más partidos que cualquier otro equipo (68) y más torneos: Seis, para ser más exactos, con una nómina de la que se 'bajaron' por lesión dos hombres claves. Fueron ellos Yeison Gordillo y Daniel Cataño. Y que además, en el tramo más importante de la segunda parte del año, se quedó sin su 'guardián' en el arco: El guajiro Álvaro Montero, cuando antes vio partir a su goleador histórico, Marco Pérez.

Y es que cuando tuvo el sartén por el 'mango' le costó sostenerse. No se olvida el juego ante los 'Tiburones' del 27 de enero, cuando quedó a un minuto de dar la vuelta olímpica en su predio (0-1). O lo que eran las victorias fijas frente a Jorge Wilstermann de Bolivia y Boca Juniors de Argentina, rivales a los que tuvo contra las 'cuerdas' pero luego descuidó. Y en esa 'bolsa' entaría el cotejo ante los 'Azucareros', del 16 de octubre, en el que se tuvo con qué llegar a la finalísima copera.

¿Y cómo trabajar en este aspecto? ¿Es el aspecto táctico? ¿El factor mental? ¿No hay nómina que dé garantías en este tipo de partidos? Hay quienes creen que se requiere y urgente un psicólogo deportivo que pueda dar una mano para hacer, como en otrora, del 'Coloso de la 37' en un verdadero fortín, en donde el dueño de casa imponía su fútbol y sacaba muy buenos réditos ante sus rivales, ya fueran grandes o pequeños. Por ahora vendrá la época de la reflexión.



Síguenos en Google News