Con un tolimense en la nómina, Boyacá Chicó se clasificó a la final del Torneo Águila 2 2019



Con un tolimense en la nómina, Boyacá Chicó se clasificó a la final del Torneo Águila 2 2019






Boyacá Chicó, en el que milita el defensor central ibaguereño Frank Lozano Rengifo, se clasificó este sábado a la gran final del Torneo Águila del segundo semestre del año y disputará el título del certamen y el tiquete a la Liga Águila 2020 frente al Deportivo Pereira, elenco que ya tiene su lugar asegurado en la Primera División.

El equipo del zaguero 'Pijao', quien ha sido titular indiscutible del elenco 'Ajedrezado' con 37 presencias en lo que va del 2019, 3.138 minutos acumulados y tres goles, derrotó (0-2) como visitante a Fortaleza y con 14 puntos se quedó con el primer lugar del Grupo B: Cinco más que los 'Atezados', segundos de la llave.

Los goles del triunfo de los boyacenses, dirigidos por el antioqueño John 'La Flecha' Gómez, los convirtieron Jordy Monroy y el veterano Édinson Palomino. De esta manera se quedaron con el preciado botín en el césped del estadio Municipal de Cota (Cundinamarca), en donde oficia como local el conjunto bogotano.


Ahora el conjunto que juega en Tunja deberá ganarle el pulso a los 'Matecañas' para recuperar, después de un año, su lugar en la máxima categoría. En caso de perder esta definición del torneo de la segunda parte del año deberá disputar un repechaje con Cortuluá, como los dos mejores equipos de la Reclasificación sin cupo directo en la Liga.

Lozano, de 26 años, volvió a jugar fútbol profesional luego de más de seis años, tras superar una dura lesión y la falta de oportunidades. Su última presencia en el rentado criollo fue con el equipo de su tierra, Deportes Tolima, con el que disputó en 2013 dos partidos de Liga y ocho de Copa Colombia. Para bien del balompié de la región se recuperó un jugador que, en 2013, fue campeón del Campeonato Sub-20.

En caso de lograr el ascenso, Lozano repetirá lo que en 2017 hizo el portero ibaguereño José Huber Escobar, quien fue figura en ese momento del campeonato de los del Altiplano. Chicó, recordemos, tuvo su mejor época en el primer semestre de 2008, cuando salió campeón de la mano del samario Alberto Gamero, hoy director técnico del 'Vinotinto y Oro'.



Síguenos en Google News