Gamero, 'cabreado' tras el 0-0 de DEPORTES TOLIMA ante Atlético Huila: Vinieron a 'quemar tiempo'



Gamero, 'cabreado' tras el 0-0 de DEPORTES TOLIMA ante Atlético Huila: Vinieron a 'quemar tiempo'




El técnico del Deportes Tolima, Alberto Miguel Gamero, no quedó para nada conforme con el empate (0-0) de su equipo frente al modesto Atlético Huila, en una edición más del clásico regional válida por la fecha 9 de la Liga Águila 1 2019.

El 'Sonero' lamentó la falta de definición de sus dirigidos, quienes generaron múltiples opciones de gol que de no ser por el arquero Carlos Mosquera -el mismo que 'desechó' la tribu por aparente sobrepeso- y también la mala puntería, hubieran terminado al fondo de la red.

"Salgo con una bronca muy grande por lo que pasó. Tuvimos cualquier cantidad de opciones de gol. Por fuera, por dentro, y me parece que de pronto lo que vino a hacer Huila -cada cual hace lo suyo- fue lo que se llevaron: Un punto", indicó Gamero.

A su juicio, el contrario se dedicó a 'quemar' tiempo más de lo debido, lo que criticó con dureza. Pero a la vez resaltó que hace parte de lo que él entiende como fútbol y un método no tan 'santo' de asegurar un resultado positivo en el epílogo.

"Huila es un equipo que vino a quemar tiempo, a no dejar jugar. Pero el fútbol es eso. La verdad quedé triste porque eran tres puntos que necesitábamos, aunque sacamos el arco en cero nuevamente", expresó.

"Contra (Atlético) Paranaense no quemamos el tiempo que quemó Huila y el árbitro nos dio seis minutos más. Mosquera se tiró al piso cuatro veces, un jugador salió en camilla, el otro entraba y salía. Hace rato no veía eso, nos tocó soportar esta clase de juego", prosiguió.

Desde su óptima, solo se disputaron 45 minutos reales, ante la rácana propuesta del foráneo. "Sale uno con mucha bronca, por la ineficacia, por la opción de haber podido marcar un gol en el primer periodo", agregó el entrenador, quien suma 14 puntos de 30 jugados.



El partido

Para el timonel de los 'Musicales', su escuadra mostró variantes tácticas durante el desarrollo del cotejo, por lo que el punto le dejó sabor a derrota. Más aún cuando en lo que va del torneoha perdido siete unidades de 15 posibles oficiando como local.

"Tuvimos velocidad por fuera, llegadas por dentro, intentamos hacer inicio de juego, los presionamos, pocas veces nos salieron. Pero me da piedra porque los muchachos entraron a hacer su partido", enfatizó el 'Sonero'.

"Se nos han ido siete puntos, sí, pero en los tres partidos mal contadas tuvimos más de 15 opciones de gol. Y en esos tres juegos no me han creado cinco o seis opciones", añadió Gamero, algo inquieto por la irregular campaña en casa.

Claro que en favor del estratega está que le tocó ingeniárselas para recomponer su esquema en el primer periodo, tras las lesiones del defensor central Johnny Mostacilla y el lateral izquierdo Leyvin Balanta.

Dos hombres que no estarían en la delegación que viaja el sábado a Argentina, para enfrentar a Boca Juniors en la mítica Bombonera por la fase de grupos de la Copa Conmebol Libertadores 2019.

"Nos costó porque en el presupuesto (Ómar) Albornoz y (Julián) Quiñones iban a estar en el banco por si alguna cosa, y les tocó entrar en el primer tiempo. Los cambios que tenía en mente eran los de (Daniel) Cataño, (Jaminton) Campaz y (Jorge) Ramos", afirmó Gamero.

"Contamos con la mala suerte de que se nos cae un soldado como Mostacilla, que venía jugando bien. Esto es fútbol y nos tocó de esta forma", complementó el estratega, quien guardó a sus mejores hombres en este derbi.



El once vs. Boca

Fiel a su estilo, el técnico samario al servicio de los 'Musicales' no quiso adelantar una probable formación para la visita a los 'Xeneizes', este martes (5:15 p.m.) por la segunda fecha del Grupo G de la Copa. Aunque es lógico que hay nombres planillados para hacer parte de ese onceno.

"Tenemos cuatro días para trabajar, para planificarlo, es un partido importante para nosotros, que nos puede dar parte de la ilusión que tenemos que es una clasificación. Vamos a esperar estos dias para mirar el planteo", manifestó el entrenador.

Según Gamero, más allá de las 'charreteras' que tenga el equipo 'Xeneize', seis veces campeón del certamen y vigente subcampeón, y la presión -real- que tienen los visitantes de jugar en 'La Boca', un estadio construido para ello, no tiene estipulado esconderse en su propio campo.

"Boca es Boca. Y lo arman para pelear la Libertadores, mucho más con la rivalidad que tienen con River. Pero queremos ir a plantear un partido mano a mano, porque si algo tiene este equipo es que es atrevido como visitante, no sale a defenderse", finalizó Gamero.





MÁS NOTICIAS