Se retractó Gabriel Camargo, tras la fuerte polémica por sus declaraciones en contra del fútbol femenino



Se retractó Gabriel Camargo, tras la fuerte polémica por sus declaraciones en contra del fútbol femenino




El presidente y dueño del Deportes Tolima, Gabriel Camargo Salamanca, se retractó este miércoles de sus polémicas declaraciones en contra del fútbol femenino, al que acusó de ser "un caldo de cultivo de lesbianismo tremendo" y un foco para el consumo desmedido de alcohol.

Lo ha hecho a través de una comunicación escrita que fue publicada en las redes sociales de la institución, justo un día después de que el presidente de la Acolfutpro, Carlos González Puche, amenazara con llevar el caso al Comité de Ética de la FIFA si la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) no procedía a sancionarlo, y luego de la tutela instaurada por el Defensor del Pueblo, Carlos Negret.



"No fue mi intención ofender a las mujeres practicantes del fútbol, y menos aún menoscabar sus derechos fundamentales de igualdad, no discriminación, dignidad, honra y buen nombre", indicó Camargo, en la que se 'echó para atrás' en sus declaraciones y también extendió sus disculpas al plantel del Atlético Huila, campeón de la Copa Libertadores Femenina.

Camargo rompió el silencio que mantuvo por 20 días y toda la 'tormenta mediática' que generaron sus afirmaciones, con rechazo de organizaciones y entidades del Estado como la Procuraduría, la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer y la Vicepresidencia de la República, entre otras.

"Presento públicas disculpas a quienes con mis opiniones y declaraciones se hayan sentido afectadas (...) Nuestra institución siempre ha respetado los derechos laborales, personales y fundamentales de las jugadoras que han hecho parte del equipo femenino", precisó.



¿Quiere evitar la sanción?

Pese a este pronunciamiento, lo más probable -si se aplica el reglamento- es que sobre Camargo Salamanca se produzca una multa económica y una sanción en el ejercicio de sus funciones, como lo exigió González Puche este martes, en diálogo con el programa 'Blog Deportivo' de Blu Radio.

"Hicimos la queja al presidente de la Federación, quien tiene que mantener el orden, las instancias y darle el trámite correspondiente. Si no iríamos a la FIFA", indicó el representante de la agremiación.

"Así como lo hacen con jugador, con el solo hecho de fingir una falta le imponen dos semanas de inhabilidad y cuarenta y tantos salarios mínimos de pesos, evidentemente esperamos una sanción ejemplarizante", tiró González.

Para González Puche no puede ser posible que un dirigente deportivo lance tales acusaciones sobre el fútbol femenino, porque entre más alto es el cargo que ostenta, mayor debe ser la responsabilidad. Más aún cuando Camargo hizo parte en el pasado del Comité Ejecutivo de la FCF.

"La expresión que utilizó el señor Camargo atenta contra la dignidad de las mujeres colombianas, contra las futbolistas y deja en evidencia que atentan contra los reglamentos y principios éticos, disciplinarios de FIFA y la Federación", apuntó el dirigente.

Se espera saber si habrá pronunciamiento por parte de la FCF o de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) sobre el particular, que generó todo tipo de reacciones en redes sociales, entre ellas la de la jugadora Yoreli Rincón, abanderada del balompié femenil.

Cabe destacar que por su participación en la Copa Libertadores 2019, el 'Vinotinto y Oro' está obligado a sacar equipo en la Liga Femenina, so pena de sufrir una dura sanción por parte de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).



A continuación, el comunicado íntegro por parte del presidente del Club Deportes Tolima:

Con ocasión de las declaraciones dadas a diferentes medios de comunicación hablados y escritos, el día 20 de diciembre de 2018, manifiesto que no fue mi intención ofender a las mujeres prácticantes del fútbol, y menos aún menoscabar sus derechos fundamentales de igualdad, no discriminación, dignidad, honra y buen nombre, por lo que presento públicas disculpas a quienes con mis opiniones y declaraciones se hayan sentido afectadas.

Nuestra institución, Club Deportes Tolima S.A., siempre ha respetado los derechos laborales, personales y fundamentales de las jugadoras que han hecho parte del equipo femenino, quienes pueden dar fe que a través de sus directivos y cuerpo técnico jamás se ha llevado a cabo acto de discriminación alguno por su condición social, sexual, de raza o de cualquier índole.

Con lo anterior, me retracto de las afirmaciones generalizadas que hayan podido ofender a quienes hacen parte de la práctica del fútbol femenino.