Según Ómar Albornoz, DEPORTES TOLIMA lo quiere retener a la fuerza por tres años más


Un nuevo escándalo salpicaría al aún vigente campeón del fútbol colombiano, Deportes Tolima, que tras la confirmación del técnico Alberto Gamero aún no da a conocer qué jugadores seguirán para la temporada de 2019.

El volante y lateral cartagenero Ómar Albornoz denunció que el club 'Pijao' estaría impidiendo su salida de la institución alegando un vínculo contractual que se extendería hasta 2021, cuando está seguro de que su contrato expirará el 31 de diciembre, luego de tres años.

En entrevista concedida al programa de Julio Sánchez Cristo en La W Radio, Albornoz expresó que ya cumplió un ciclo con la institución y que su deseo es mirar nuevas oportunidades laborales. Algo que no le cayó para nada bien al presidente y dueño del equipo, Gabriel Camargo Salamanca.



"Decidí salir del club, como toda persona cumplí un ciclo y tengo nuevas aspiraciones. Pero el presidente del club habla que tiene un contrato pero que a la hora de la verdad ni mi representante ni yo he visto", dijo Albornoz.

El jugador señaló que el contrato que alega camargo, que iniciaría el primero de enero de 2019, es -a su juicio- ilegal, por lo que ya tomó las acciones pertinentes para que su partida del club se dé lo más pronto posible.

Para Ómar, pese a que el 'Vinotinto y Oro' disputará la fase de grupos de la Copa Libertadores, su mente está en afrontar nuevos desafíos deportivos y recibir mayores ingresos por su labor. Como cualquier otro futbolista en su posición.

"Durante un año se estuvo mirando si se podía llegar a un acuerdo pero están lejos de mis pretensiones, pero tengo que aprovechar el buen año que tuve y mirar mejores cosas", enfatizó.

Albornoz ha hecho parte de la divisa de la 'Tierra Firme' desde 2014, con la que ganó una Copa Colombia y una Liga Águila, además de competir en tres ediciones de la Copa Conmebol Sudamericana (2015, 2016 y 2017).

A mediados del año anterior estuvo a punto de ser vendido a Atlético Nacional, gracias a sus buenas apariciones en el entonces equipo del argentino Óscar Héctor Quintabani, pero la negociación finalmente se frustró y tuvo que quedarse con los 'Musicales' hasta la fecha.

"Tenemos derecho a ver ese contrato del cual él habla", finalizó el jugador de 23 años, que es representado por Edwin Ocampo.



La versión del club

Cabe destacar que el martes de la semana pasada, en entrevista concedida a su medio amigo, 'Los Dueños del Balón' de RCN Radio, Camargo Salamanca se refirió a una posible salida de Albornoz y le recordó que tendría un compromiso que cumplir.

"Él tiene contrato, no tiene nada y debe seguir. Pero no le puedo poner un revólver para que juegue (...) "Él vino con su empresario y yo les mostré el contrato. No lo he falsificado ni nada, soy serio. Y esto lo firmó y lo hago valer", afirmó Camargo.

"Yo no lo quiero pisotear ni nada. Le quiero aumentar el sueldo, reajustar ese contrato y le quiero dar una plata (...) Les pedí que me dijeran qué querían y vamos a ver si podemos llegar a un acuerdo", añadió el exsenador, en su acostumbrado estilo.

Sobre esas declaraciones Albornoz manifestó estar preocupado, ya que ha frenado el posible interés que puedan tener otros equipos en sus servicios, tanto del rentado criollo como del exterior. El futbolista no quiso revelar detalles de qué elencos serían los mismos.

En contexto

El caso de Ómar no es el primero que se registra de este tipo en el club tolimense. En 2008, el entonces delantero Cristian Mejía alegó una situación similar, como en 2011 lo hizo el caucano Jorge Perlaza, quien alegó que Camargo lo había hecho firmar un contrato extemporáneo.