¿Cumplieron? Así les fue a los refuerzos del DEPORTES TOLIMA en la Liga Águila 2 2018


Por: Mario Alejandro Rodríguez

Seis hombres llegaron a reforzar al vigente campeón del fútbol colombiano, Deportes Tolima, para la defensa de su rótulo la Liga Águila 2 2018, que a decir verdad fue exitosa con la clasificación hasta la fase semifinal.

Pero de ellos, solo dos cumplieron plenamente con las expectativas que se tenían con su llegada, dos más quedaron en deuda, otro se convirtió en una auténtica decepción, por no decir más, y el último ni siquiera pudo mostrar sus cualidades.



Con buena imagen

El de mejores números con los 'Pijaos' en la Liga fue el volante ofensivo Luis Daniel 'Cariaco' González, quien actuó en 17 de los 23 partidos del equipo en la Liga (62,6% y disputó 1.296 minutos de 2.070 posibles. De esos 17 partidos, en 14 fue relevado y solo vio un cartón amarillo.

Foto: Jorge A Cuéllar

Aparte anotó un gol: El del 10 de noviembre, en la victoria (2-1) ante Patriotas de Tunja, por la fecha 19 del certamen y puso ocho asistencias. 'Cariaco', quien llegó con la obligación de hacer olvidar rápidamente a Sebastián Villa, cumplió su cometido y se convirtió en indispensable para el onceno de Alberto Gamero.

A su vez, el balance para el mediocampista Daniel Cataño es aceptable. Pese a que estuvo tres meses afuera por una lesión abdominal, acumuló 614 minutos en 11 cotejos (29,6%), de los que en seis fue inicialista y convirtió dos tantos: El primero, en el triunfo (3-2) ante Leones, el 21 de octubre, y el del 14 de noviembre, también en la victoria (1-2) frente a Santa Fe.

Foto: Jorge A Cuéllar

Su único lunar, si se le puede denominar así, es que vio cuatro cartones amarillos en sus primeros seis compromisos, lo que lo llevó a jugar al límite de la suspensión. Por fortuna pudo manejar el tema en cinco cotejos, aunque debió mermarle a su ímpetu.



En deuda


En contraste, el ariete magangueño Jorge Luis Ramos apenas apareció en algunas convocatorias y su balance con los 'Musicales' está muy lejos de ser considerado exitoso. Solo jugó 142 minutos de 2.070 disputados por el colectivo (6,85%), en siete partidos, de los cuales solo en uno fue titular.

Pese a este poco rodaje pudo anotar un gol: El que hizo del penal del pasado 15 de septiembre, en la victoria (3-0) ante Independiente Medellín como local, por la fecha 10 de la competición liguera.


Caso muy similar el que le correspondió al mediapunta bolivarense Jader Obrián, quien sumó 205 minutos (9,90%) en cinco compromisos y no anotó goles. No se entiende por qué fue 'repatriado' del Cúcuta Deportivo, con el que tuvo una mejor producción.

El fiasco

Y, contrario a lo que se esperaba, el mediapunta caucano Andrés Ramiro 'Manga' Escobar resultó ser el gran descalabro para el 'Vinotinto', pues su nivel de juego nunca estuvo acorde con el salario que devengó y al final abandonó el club inmiscuido en graves faltas a la disciplina, con alcohol de por medio.


Escobar sumó solo 336 minutos (16,2%) en los ocho partidos en los que alcanzó a aparecer, antes del bochorno que significó su despido del club por llegar ebrio a un entrenamiento y, además, tener problemas con la Policía en un procedimiento judicial.

De esos ocho juegos solo fue titular en tres y lo máximo que estuvo en campo fueron 71': El primero de septiembre, en el triunfo (1-3) ante Envigado Fútbol Club como visitante.



Se quedó con las ganas

Por último, está el particular caso del zaguero y lateral costarricense Juan Pablo Vargas, quien fue el único de los 25 jugadores en planilla (Más el arquero Alvaro Montero, inscrito como juvenil), quien se quedó sin jugar un solo minuto.


No hay forma de emitir un concepto sobre las características de juego del 'Tico' cuando apenas apareció en dos convocatorias y en ambas esperó en vano por su oportunidad. Tuvo más oportunidad con la selección de su país, que en septiembre lo convocó para doble encuentro amistoso.