Coldeportes también rechazó afirmaciones del presidente y dueño del DEPORTES TOLIMA contra el fútbol femenino



Coldeportes también rechazó afirmaciones del presidente y dueño del DEPORTES TOLIMA contra el fútbol femenino




A través de su cuenta de Twitter, Coldeportes rechazó las declaraciones del presidente y dueño del Deportes Tolima, Gabriel Camargo, quien lanzó este jueves duros calificativos en contra del fútbol femenino, al que consideró un "caldo de cultivo de lesbianismo".

"Rechazamos rotundamente las declaraciones del señor Gabriel Camargo. La mujer colombiana es sinónimo de talento, inspiración, belleza, triunfos. Nuestra deuda con ellas es infinita, por eso debemos construir desde el lenguaje, el deporte y el respeto", indicó la entidad.


Coldeportes invitó a la Federación Colombiana de Fútbol, la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) y la División Aficionada (Difútbol), a que rechazaran públicamente tales afirmaciones, algo que hasta la mañana del viernes no pasó.

"Invitamos a @FCF_Oficial, @Dimayor, @DifutbolOficial y a la familia del fútbol a pronunciarse en contra de las declaraciones del señor Gabriel Camargo, presidente del @cdtolima. El respeto debe ser la base de la construcción de país y la unión en torno al deporte", puntualizó Coldeportes. 



Y es que no deja de ser sorpresivo el silencio del ente rector del balompié criollo en sus redes y de su presidente, Jorge Enrique Vélez, quien ha pregonado dentro de su plan de trabajo darle mayor participación al fútbol fememino.

Desde su perfil en Twitter, el director de Coldeportes, Ernesto Lucena, también mostró su repudio ante las declaraciones que han sido calificadas como misóginas y homofóbicas.

"¡Nos enorgullece la mujer en el deporte! Colombia es referente y ejemplo de lo q significa la disciplina y la perseverancia de la mujer. Exigimos respeto por la mujer en el deporte, es inaceptable cualquier expresión irrespetuosa y soez en contra del deporte femenino", trinó Lucena.

Camargo Salamanca también dijo en sus declaraciones, calificadas como infortunadas por futbolistas, políticos y un grueso importante de hinchas que "las mujeres son más tomatragos que los hombres" y que la Liga Femenina "anda mal, eso no da nada económicamente".