Villa: Pasegol en el empate (2-2) entre Boca y River, por el primer 'sorbo' de la final de la Libertadores


Como destacada podría considerarse la actuación del mediapunta antioqueño Sebastián Villa, ex Deportes Tolima, en el empate (2-2) entre Boca Juniors y River Plate, en la 'ida' de la gran final de la Copa Libertadores 2018.

El 'Canterano', como es conocido en Ibagué, se vistió de asistidor en uno de los dos tantos del 'Xeneize', convertido por el delantero Darío Benedetto (45+1').

Villa, en el epílogo de la primera mitad, cobró un tiro libre con pierna derecha de manera precisa y habilitó al famoso 'Pipa', quien de cabeza venció la resistencia del guardameta Franco Armani, ex Atlético Nacional.


Cuando el cronómetro marcaba los 71' el nacido en Bello abandonó el campo de juego de La Bombonera, para darle paso al experimentado Carlos 'El Apache' Tévez.

El otro tanto de la institución 'Azul y Oro' fue obra del atacante Ramón 'Wanchope' Ábila (34'), mientras que por el visitante anotaron el ariete Lucas Pratto (36') y el zaguero boquense Carlos Izquierdoz (60'), en propia puerta. Armani, a los 89', le ahogó un nuevo grito de gol a Benedetto.


En el compromiso también actuó el ex Pijao Wílmar Enrique Barrios, quien durante los 90' cumplió un aceptable papel en zona medular, tanto en recuperación como en salida. El único lunar fue el 'encontronazo' que tuvo con el lateral de la 'Banda', Milton Casco, que por fortuna no fue castigado con tarjeta.

Entretanto, en el cuadro riverplatense actuaron dos colombianos: El delantero Rafael Santos Borré, que vio el cartón amarillo y se perderá la vuelta de esta final y el volante Juan Fernando Quintero, quien entró a los 77' por Gonzalo 'Pity' Martínez.


El partido de vuelta de esta atractiva final, inédita en la competición, se efectuará el sábado 24 de noviembre (3 p.m. Hora Col.) en el estadio Antonio Vespucio Liberti, más conocido como el Monumental de Núñez.

Es importante aclarar que para la definición no rige la regla del 'Gol visitante', por lo que en caso de empate habrá alargue a 30 minutos y si persiste la paridad tiros desde el punto penal.

El dato

Boca busca la séptima copa para sus vitrinas, luego de las obtenidas en 1977, 1978, 2000, 2001, 2003 y 2007. Por su parte, River quiere su cuarto trofeo, tras los ganados en 1986, 1996 y 2015.

Fotos: Prensa Copa Libertadores