Marco Pérez vs. Germán Cano: Por el cupo a la final y el Botín de Oro de la Liga Águila 2 2018


Frente a frente. El delantero del Deportes Tolima, Marco Johnnier Pérez, no solo se jugará con su equipo el pase a la gran final de la Liga Águila 2 2018 y seguir en búsqueda del anhelado bicampeonato.

También la posibilidad de sacar de competencia a su rival en la lucha por el Botín de Oro: El argentino Germán Ezequiel Cano, con quien ha librado una cerrada lucha, anotación tras anotación.

Con 16 goles en 20 partidos y un promedio de un tanto cada 112,5 minutos, 'El Comandante' está firmando su mejor semestre con los 'Pijaos', quienes desde hace ocho años no tenían en un jugador semejante producción en un torneo corto.

El último había sido el antioqueño Wílder Andrés Medina, quien en la Liga 2 2010 anotó en 16 oportunidades y junto con el delantero tolimense Dayro Moreno, al servicio de Once Caldas, compartió el premio al artillero de la competición.



Pérez, de 28 años, está a un solo tanto de alcanzar el registro del gaucho, quien con la divisa paisa lidera la tabla de goleo de este certamen y buscará cobrar revancha por la eliminación del primer semestre, justo en la misma instancia.

Aunque a diferencia de Cano, el de Quibdó no sabe lo que es convertir desde el punto penal, frente a siete dianas que el atacante del 'Poderoso' ha alcanzado. Eso, quizá, le da más mérito a su rendimiento, que ha sorprendido a propios y extraños.

Además, para Marco existe la motivación de llegar a su gol número 60 con la casaca del 'Pijao'. Actualmente tiene 59, que lo ubican en el Top-10 de la clasificación histórica del equipo, que lidera John Charria con 72 conquistas.

De lograrlo sería el primer título de goleo del ariete, quien ya quedó en la historia del equipo de Ibagué el pasado 9 de junio, al cobrar el penal que decretó el segundo título en el profesionalismo.

El dato

El último goleador de Liga que tuvo el 'Vinotinto y Oro' fue el paraguayo Robin Ariel Ramírez, quien en la Liga 1 2012 logró 13 dianas.

Fotos: Jorge A Cuéllar y Futbolete