Gamero y el 'Botinazo' logrado por DEPORTES TOLIMA frente a Santa Fe en Bogotá: Veo un equipo más maduro


En la plaza más mediática del país como lo es Bogotá y ante su exigente prensa, el técnico del Deportes Tolima, Alberto Miguel Gamero, pudo sacar nuevamente pecho, tras propinarle una dura derrota a Independiente Santa Fe (1-2).

El 'Sonero' logró un auténtico 'Botinazo' en el estadio El Campín y picó en punta con su divisa en los cuartos de final de la Liga Águila 2 2018. Un triunfo que se tardó en llegar cinco años, seis meses y 19 días y que se disfrutó tanto en las tribunas del escenario como en Ibagué.

En rueda de prensa el entrenador entregó sus impresiones acerca de esta victoria, que lo tiene cerca de una nueva semifinal con los 'Pijaos' en el sistema de 'Play Offs', tras las disputadas en 2015-I, 2015-II, 2016-II, 2017-II y 2018-I.

"Encontramos un equipo que ataca, que juega vertical, que no elabora tanto pero sí te hace daño. No tuvimos inicio de juego, que ese fue el pecado del partido pasado. Les pedí a mis jugadores que no quería jugar bonito sino bien", indicó el entrenador.

"Con las pelotas de costado de Santa Fe nos creó peligro, que era lo que nosotros pensamos. Pero me voy contento que nos ayudan a sumar y una llave todavía abierta para pelearla el sábado (8 p.m.)", complementó el 'Sonero' en rueda de prensa.


El partido

En su concepto, el elenco capitalino apostó a la misma propuesta que le dio éxito hace 11 días, cuando lo superó por 3-0. Pero si algo tenía claro Gamero es que "al toro no lo capan dos veces" e hizo todo lo necesario para llevarse el botín del 'Coloso de la 57'.

"Ellos aprietan y no deja jugar. El partido pasado nos quitaban el balón. Es normal que ellos nos tiraran centros frontales, pero la idea era para soportar y lo hicimos. Nos mantuvimos en un momento difícil, cuando nos metieron atrás con pelota quieta", precisó.

"Cuando tuvimos la posesión de balón lo hicimos en tres cuartos de cancha, que era algo que lo teníamos presupuestado", complementó.

Para el samario, el rendimiento de su escuadra fue mejor en el choque del 3 de noviembre. Y era consciente de que este había que disputarlo como una auténtica final, por lo que está en juego: La posibilidad de revalidar lo hecho en junio, con un nuevo título liguero.

"El partido anterior jugamos mejor pero no anotamos. Hoy (Miércoles) era un juego para sufrirlo, porque en estas llaves tan parejas no sobresale nadie. Pero lo supimos contrarrestar y llevarnos la victoria, enfatizó.



A corregir

Reconoció que su equipo sigue cometiendo errores, "pero tiene cosas buenas" que le permitieron sacar el partido a flote. En especial en los 45' finales en los que el dueño de casa se fue encima con más ganas que orden, liderados por el accionar de Juan Daniel Roa y Wilson Morelo.

"Veo un equipo más maduro, que aprendió a sufrir. Venir y ganarles con su volumen de ataque no es fácil. Aunque ellos pudieron empatar nosotros también pudimos aumentar", manifestó.

De cara al partido de este sábado (8 p.m.) en el césped del Murillo Toro, Gamero ha preferido ser cauto y no expresar ningún tipo de favoritismo, aunque las estadísticas avalan sus aspiraciones: No sabe lo que es perder en calidad de local.

"Hay una ventaja, pero Santa Fe sabe jugar de visitante y tenemos que poner los pies sobre la tierra y pensar que no hemos clasificado. Todavía quedan 90 minutos", finalizó.