¡No aguantó el bochorno! Presidente de Nacional habló claro sobre el incidente de Dayro Moreno y Jeison Lucumí


Juan David Pérez, presidente de Atlético Nacional, le salió al paso en las últimas horas a la polémica desatada por los enfrentamientos entre el delantero tolimense Dayro Mauricio Moreno y el vallecaucano Jeison Stiven Lucumí, en el empate (0-0) ante Deportivo Cali, por la fecha 14 de la Liga Águila 2 2018.

Para Pérez son inaceptables, desde todo punto de vista, estos hechos que enlodan la esencia del fútbol y dejan mal parada tanto a la institución deportiva como a los protagonistas. En el caso de Moreno, el corregimiento de Chicoral está en boca de todos, por ser su lugar de nacimiento.

"Estas cosas no se ven con jugadores del mismo equipo y es una situación complicada. Debo pedirles disculpas a los hinchas", indicó Pérez al ser consultado por la prensa paisa.

Vea: La pelea entre Dayro Moreno y Jeison Lucumí

"Vamos a hablar con los jugadores, el capitán y los dos jugadores que estuvieron involucrados en esta penosa situación. Más allá de lo que se ve en las imágenes de la televisión, tenemos que entender lo sucedido", anunció.

Fue tal la repercusión que tuvo este suceso que el lunes en la mañana la institución nacionalista sacó un comunicado de prensa, en la que sentó la postura de toda la organización con respecto al lamentable suceso, que fue visto a través de la televisión abierta.



"Estos actos violentos sin precedentes contradicen los valores éticos por los que se ciñe la Institución Verdolaga. El respeto por el rival y los compañeros, el juego limpio y la gallardía son pilares de nuestra identidad", se leyó en la misiva.

"Les ofrecemos disculpas por ser testigos de estos hechos que opacan la razón de ser del fútbol, un espectáculo de amor por el equipo y nuestros colores", precisó el club.

Tanto Moreno como Lucumí deberán presentar descargos este martes en las oficinas administrativas. Lo más probable es que ambos sean sancionados severamente por la Dimayor.

En el caso Jeison, por la roja que le mostró el árbitro Mario Herrera, mientras que Dayro recibiría un castigo de oficio, como ya ha pasado en otros casos de agresión que no han recibido el castigo necesario por parte del juez del partido.

Fotos: NEP y suministradas