Análisis: ¿DEPORTES TOLIMA ofrece el fútbol más barato de la Liga Águila 2 2018?



Las bajas asistencias del Deportes Tolima en la Liga Águila 2 2018 han generado todo tipo de comentarios en redes sociales, entre quienes no entienden cómo el vigente campeón del fútbol profesional colombiano y actual líder del torneo cuenta con tan poco apoyo en las tribunas del estadio Manuel Murillo Toro.

De parte del club, uno de los pocos argumentos para motivar la masiva asistencia al escenario deportivo es que se cuenta con la boletería más barata de Primera División, frase repetida hasta la saciedad por el presidente y máximo accionista, Gabriel Camargo Salamanca.

Otro, que en sí tiene mucho más peso, es que además de la conquista de la segunda estrella, el 'Vinotinto y Oro' está a solo dos victorias de asegurar su presencia en los 'Play Offs', en una defensa de título exitosa, como no pudo hacerlo Millonarios en el primer semestre.



Cabe destacar que para este semestre, la entrada más barata para ver al 'Pijao' está en $12.700, mientras que la más costosa está en $61.200: Tarifas que vienen de la fase regular de la Liga 1 2018 y que solo sufrieron variaciones en las instancias finales de dicho torneo.

Aunque a diferencia de la primera parte del año, el calendario como local no fue tan benévolo y rivales taquilleros como Nacional, 'Millos' y Santa Fe no pasaron en este certamen por el 'Coloso de la 37'.

Solo se destaca, por el momento, la visita de América de Cali, que trajo buena cantidad de hinchas a territorio ibaguereño y que arrojó una taquilla superior a los $200 millones y cerca de 10.000 espectadores en las tribunas.


Se prevé que lo mismo acontezca con Once Caldas, gracias a su buena campaña, que lo tiene a la escolta del equipo de Alberto Miguel Gamero.

Pero independientemente del adversario, hay una cierta apatía por parte de un sector de la afición, sin que haya algún tipo de respuesta de parte del club, pues hasta la fecha no se ha llevado ningún tipo de iniciativa que mueva el 'torniquete' en la 'Ciudad Musical'.

El Rincón del Vinotinto se dio a la tarea de comparar los valores que maneja el monarca criollo con otros elencos del rentado nacional. La conclusión, es clara: Si bien los precios son económicos, no son los más baratos, pues hay ciudades en los que ver el espectáculo resulta más cómodo. Otra cosa es el espectáculo que ofrecen dichos equipos.

Los precios

Mientras en las Laterales se cobra $12.700 para ver al onceno de la 'Tierra Firme', las otras divisas del país cobran los siguientes valores para sus tribunas populares. Como ven hay valores exhorbitantes y otros que son prácticamente una ganga:

Equidad: $33.600
Millonarios: $32.000
Nacional: $27.000
Medellín: $20.000
Junior: $20.000
Jaguares: $20.000
Chicó: $20.000
Atlético Huila: $16.000
Santa Fe: $15.000
Bucaramanga: $15.000
Once Caldas: $15.000
América: $14.000
Cali: $13.000
Pasto: $10.000
Alianza Petrolera: $5.000
Patriotas: $5.000



Por su parte, la localidad más costosa del rey del balompié colombiano está en $61.200. Otros equipos del fútbol nacional manejan los siguientes precios, siendo el fútbol más caro en ciudades como Bogotá y Medellín:

Nacional: $200.000
Medellín: $140.000
Millonarios: $130.000
Once Caldas: $89.000
Bucaramanga: $80.000
Junior: $80.000
Santa Fe: $69.000
América: $63.000
Cali: $55.000
Atlético Huila: $50.000
Jaguares: $50.000
La Equidad: $44.800
Chicó: $40.000
Envigado: $33.000
Pasto: $30.000
Patriotas: $15.000
Leones: $11.000
Alianza Petrolera: $10.000

Luego de este escalafón, es preciso hacer varias consideraciones:

1. Clubes como Santa Fe, Medellín, Bucaramanga, Once Caldas y Millonarios, cuentan además con boletería especial para niños y adultos mayores, con tarifas diferenciales, aparte de paquetes para las familias en una de sus localidades laterales.

Esto sin duda contrasta con lo que acontece en suelo tolimense, en el que los hinchas deben pagar valor completo por sus menores y ancianos, a excepción de Lateral Nororiental, en el que debe permitirse el ingreso gratuito de niños y adolescentes.

De hecho, los dos elencos de la capital (Santa Fe y Millonarios) 'amarran' la compra de boletas con otros cotejos (A veces correspondientes a eventos internacionales) y también regalan entradas a sus hinchas si compran indumentaria deportiva de la institución.

2. Otros como Leones, Envigado, La Equidad, Alianza Petrolera, Patriotas, Jaguares y Boyacá Chicó manejan precios variables de acuerdo al rival que los visite, debido a que sus hinchas son pocos y subsisten de las taquillas de las parciales visitantes.

3. En estadios como los de Neiva, Envigado, Techo y Itagüí, por citar algunos, solo hay dos tribunas habilitadas para el público (O solo una), lo que hace que los precios se incrementen en pro de recaudar mayores ingresos y compensar así los sectores que no existen.

4. Hay escuadras que no han tenido éxito en su campaña liguera y se han visto obligadas a castigar sus precios, con respecto a los que manejaron al principio de semestre. Incluso a hacer todo tipo de promociones, como Deportivo Pasto, que ha dispuesto de 'gancho' para varios de sus encuentros.

5. El único club que permite el ingreso gratuito a sus partidos como local es Rionegro Águilas, gracias al convenio que suscribió con el Instituto Municipal del Deporte y la Recreación (Imer), que se encarga de repartir las boletas entre los habitantes de este municipio antioqueño.

6. Nueve de estos equipos, además de Tolima (Nacional, Medellín, Millonarios, Santa Fe, Once Caldas, La Equidad, Junior, Cali y América) dispusieron de ventas de abonos para sus encuentros de local.

En el caso del 'Vinotinto y Oro' esta cifra solo llegó a los 1.201 afiliados, pese a la magnifica campaña del primer semestre, y que en la primera mitad del 2018 había vendido 1.309 paquetes de partidos.


Por su parte, Nacional fue el más efectivo en sus estrategias, pues logró que más de 17.000 espectadores aseguraran su presencia en el estadio Atanasio Girardot, pese al duro descalabro sufrido frente a los 'Pijaos'.

7. Y por último hay escenarios que, a diferencia del estadio Murillo Toro de Ibagué, cuentan con zonas VIP y exclusivas que ameritan un mayor costo por entrada, como sucede en Medellín, Bucaramanga y Bogotá.