Camargo, preocupado por las obras que se deben hacer en el Murillo Toro para la Copa Libertadores


El presidente y dueño del Deportes Tolima, Gabriel Camargo Salamanca, se refirió este miércoles a las obras que se tendrán que hacer en el estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué con miras a la participación de su equipo en la Copa Libertadores de 2019.

En diálogo con 'Los Dueños del Balón' de RCN Ibagué, su medio amigo, Camargo Salamanca dijo estar preocupado porque aún no inician las intervenciones en el sistema de iluminación, palcos, baños y sala de prensa.

No obstante, destacó la voluntad de la Administración Municipal para ponerse al frente en estas obras, que deberán estar listas -a más tardar- en el mes de enero de 2019.

"Estamos ayudándole al Imdri en lo que más podamos porque la cosa es bastante compleja. Es una carrera para cumplir todo lo que nos van a pedir", indicó Camargo.



"La Administración Municipal, en cabeza del señor alcalde, está muy comprometida y está colaborando. Vamos a ver si será suficiente", añadió el exsenador al espacio radial.

El dirigente deportivo, quien está en la capital tolimense, confirmó que este 3 de septiembre vendrán delegados de una firma contratada por la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) a revisar las condiciones actuales del 'Coloso de la 37'.

"Viene una visita para verificar la información que hubo que entregar a la Conmebol el lunes. Y seguramente nos pondrán en ultimátum en el tema de iluminación que ellos piden", señaló Camargo.

Al respecto, es preciso recordar que el club se comprometió a entregar en el presente mes los estudios y diseños de las nuevas luminarias, mientras que entidades como el Imdri e Infibagué se pusieron como meta entregarlas, como plazo último, el 15 de enero del año entrante.

Del mismo modo, el Municipio tiene previsto el cambio de la red hidrosanitaria de las tribunas Oriental y Sur del escenario deportivo, en una licitación que está por el orden de los $500 millones.



El balance de Supersociedades

Por su parte, en lo que respecta al informe dado a conocer este lunes por la Superintendencia de Sociedades, en cuanto a los movimientos financieros en el primer semestre, Camargo Salamanca hizo énfasis en los 'números rojos' que arrastra su equipo.

Pese a que ingresaron $11.494 millones por diferentes conceptos (Venta de jugadores, publicidad y taquillas, entre otros), a Camargo lo inquietaron los pasivos de $15.413 millones que registró en los primeros semes meses.

"Lo único cierto es que nosotros tiene unos gastos de más o menos de 1.100 millones (por mes). Este año va a ser mucho más por los premios de haber quedado campeones", indicó.

Y complementó: "Percibimos de esos gastos 500 millones de pesos, recogiendo taquillas. Tenemos un déficit mensual de $600 millones, que nos toca cubrir con la venta de jugadores. Tolima no existiría si no venden".

El exsenador, fiel a su estilo, volvió a quejarse por los patrocinios que no llenan sus expectativas, pese a que empresas de la región hacen grande esfuerzos por apoyar este proyecto deportivo.

"Desafortunadamente en Ibagué no se cuentan con patrocinios grandes. Eso es supremamente poco. Y el grueso es de 280 millones y el resto son taquillas", dijo Camargo.



Obras en la sede

Por último, Camargo Salamanca expresó que el contratista que estaba a cargo de las adecuaciones de los camerinos en sede de Perales le imcumplió, por lo que debió hacer efectiva la póliza que se firma en estos casos.

"Hemos tenido problemas con el contratista para la entrega de camerinos y eso, nos tocó intervenir y cobrarle el tema de la póliza. Nos incumplieron", puntualizó el dirigente.

Un tema que quedó en el tintero fue el del ingreso de los periodistas al complejo deportivo, para cubrir los entrenamientos del vigente campeón del fútbol colombiano. Por desgracia no hubo interrogantes al respecto.