Alberto Gamero y el balance tras el 2-2 de DEPORTES TOLIMA ante Jaguares: Los muchachos pusieron todo



Para el técnico de Deportes Tolima, Alberto Miguel Gamero, en el juego ante Jaguares del viernes no se perdieron dos puntos, por más de que haya sido en calidad de local. Lo importante fue salvar el empate (2-2) y el honor ante un rival que estuvo a minutos de dar el golpe ante el campeón.

En rueda de prensa el 'Sonero' dio su balance de este empate, el primero en la Liga Águila 2 2018, que a su juicio fue un justo resultado por la propuesta del rival en los 45' iniciales y el pundonor de su escuadra en la complementaria.

"Fue un partido duro ante un gran rival, que vino, nos propuso y nos cortó espacios y circuitos. Y que en dos jugadas de contra dos hicieron dos goles. Me parece que el equipo tuvo las posibilidades, pero no fue claro a la hora de definir", expresó Gamero.

Desde su perspectiva, el llamado de atención en el camerino dio sus frutos, pese a que faltó tiempo para haber pensado en la remontada plena.

"¿Qué puedo rescatar de este partido? Que los muchachos pusieron todo para empatar. Rescatamos un puto que nos deja metidos entre los ocho de la tabla de posiciones, y que ya nos queda es la mentalidad de corregir", complementó.

Gamero no se sintió sorprendido por la propuesta de José Manuel 'Willy' Rodríguez, a quien se le escapó la primera victoria como visitante ante los de Ibagué. Le reconoció, eso sí, que lo puso contra 'la espada y la pared'.

"Fue un equipo que no nos vino a apretar, sino que estuvo en dos tercios de cancha y jugó a la contra. A eso nos vimos expuestos y pasó, por momentos nos hizo ver mal", precisó.



Los cambios

La primera de las variantes hecha por el entrenador samario al servicio de los 'Musicales' fue la tempranera inclusión del volante venezolano por el sucreño Rafael Carrascal (32'). Aunque a la luz de la gran mayoría resultó sorpresiva, el timonel dijo estar muy bien sustentada.

"Lo de Carrascal fue muy sencillo. Íbamos perdiendo el partido y veía que el tres (en marca) no nos estaba funcionando. Y ellos con (Nicolás) Roa e (Alexis) Hinestroza nos estaban manejando el partido. Teníamos que voltear con dos mediocentros y un 10", conceptuó el técnico.

Y agregó: "El cambio de Orozco nos sirvió y mucho más que estábamos perdiendo. No se requería que se terminara el primer tiempo para hacer el cambio, sino hacerlo de enseguida, porque lo necesitábamos. Y mucho más para coger el balón".

En cuanto a la entrada al cotejo del caucano Andrés Ramiro 'Manga' Escobar, (46') quien suplió a Ómar Albornoz, Gamero fue claro en manifestar en lo bien referenciado que tenía el cuadro contrario a su esquema. Por eso durante el primer periodo no hubo riesgo por el flanco izquierdo.

"Incluí a 'Manga' porque ese equipo no nos estaba dando espacios para Albornoz que es rápido. Cada vez que él (Ómar) recibía el balón se encontraba un marcador y un central. Y ahí necesitábamos más habilidad que velocidad", opinó.

Y con el cambio del paraguayo Robin Ramírez por Marco Pérez (61'), el técnico dijo que su intención fue la de buscar asocio con la zona medular. Conectar esos mismos circuitos que estuvieron zafados.

"Si bien no hizo gol me parece que tuvo cosas buenas, atrajo marca, vino a pivotear, no perdió el balón. Entró bien. Que no marque no quiere decir que esté lejos de su nivel. Y con él necesitamos un delantero que saliera de la marca de los centrales", apuntó.



A corregir

Como él mismo lo dijo, no es un secreto que los errores en materia defensiva por poco le pasan una nueva cuenta de cobro. Seis goles en dos partidos no es algo que llene de orgullo a un entrenador que si algo tiene es trabajo en materia táctica.

"Si algo tengo es que parto de una muy buena defensa. Pero hemos cometido muchos errores individuales, eso es lo que estamos viendo, porque en los goles que nos han hecho no nos han cogido con superioridad numérica", señaló.

Prometió revisar, nuevamente, qué errores se están cometiendo y buscar ese equipo sólido que siempre ha sido el 'Vinotinto y Oro'.

"No estamos marcando bien a la hora de anticipar al contrario. Y eso me preocupa, porque si quieres ganar no puedes tener una defensa vulnerable. Cuando nos encontramos con un equipo de esos se nos cierran los espacios y no encontramos volumen de ataque", dijo.