Pékerman habló tras la eliminación de Colombia ante Inglaterra: Criticó el arbitraje


Una de las facetas más melancólicas del seleccionador José Pékerman se vio este martes en la sala de prensa del estadio Spartak de Moscú, tras la eliminación de Colombia de la Copa del Mundo Rusia 2018 a manos de Inglaterra.

El entrenador, quien entró en la historia de la 'tricolor' en el certamen orbital al llegar a ocho encuentros dirigidos, no pudo ocultar su tristeza por el duro revés sufrido en los penales, cuando todo estaba servido para seguir en carrera.

Aún así el timonel destacó la entereza de sus pupilos, quienes hasta el último suspiro dejaron todo en pro de la hazaña, la cual al final no pudo ser.

"La eliminación es un penal fallado. El partido quedó 0-0 y hay un equipo que no puede ganar durante el partido y el alargue así que lo gana por penales. Fue un partido muy duro, como se esperaba", resaltó 'Don José'.

Sobre todo lo hecho por el zaguero Yerry Mina, quien se convirtió en el primer defensor en el palmarés del torneo en marcar tres goles de cabeza. Todos fundamentales en los intereses de los 'Cafeteros'.

"De Yerry no me sorprende nada, siempre pensamos que él podía dar esto. Es un jugador que tiene esa virtud y la pudo manifestar, por suerte. Lo vimos en plenitud, no solo por los goles sino por su nivel de juego y su forma de jugar", apuntó.


También lamentó el no haber contado con la plenitud de condiciones del volante James David Rodríguez, quien por lesión en el músculo sóleo de su pierna derecha se perdió el cotejo ante los europeos.

"Nos faltó un jugador clave en la Selección. Es el jugador que más ha tenido en la creación y la imaginación. Lamentablemente en el torneo no lo hemos tenido en condiciones", manifestó.



Críticas al arbitraje

Aparte del funcionamiento de su grupo, el 'gaucho' no dudó en referirse al arbitraje del estadounidense Mark Geiger, quien a su juicio condicionó el accionar ante un adversario que le sacó fruto a sus decisiones.

"Fue incómodo, jugar un partido sabiendo que estaba flotando la sensación de que algo se iba a pitar. Algo está pasando. Teníamos mucha confusión de si se caían de verdad o porque lo impulsaron, o porque buscaba que se pite", indicó Pékerman.

"Que piten una falta, pero cuando hay tantas y tantas, pues hay que buscar un equilibrio para que se pueda jugar", agregó.

Por último, el entrenador evitó referirse a su futuro contractual. Para él, lo inmediato será pasar este trago amargo, en el que estuvo a solo dos cobros de igualar lo hecho hace cuatro años en Brasil 2014.

"Hemos entregado todo y trabajado durísimo. Este fue un equipo valiente, que ha luchado mucho, que ha progresado, que no se resigna con ningún rival más allá de apellidos.Debemos pasar este partido, nada más", refirió el entrenador.