Joel Silva se despidió del DEPORTES TOLIMA: Desde donde me toque estaré siempre apoyando


Por: Mario Alejandro Rodríguez

Con la satisfacción del deber cumplido y el apoyo de miles de hinchas, el guardameta paraguayo Joel Alberto Silva se despidió este viernes del club que lo acogió durante los últimos tres años y cinco meses: Deportes Tolima, con el que logró un título y un subcampeonato colombiano.

Silva firmó este viernes la rescisión de su contrato, que se extendía hasta el 31 de diciembre y puso punto final de forma amistosa a la que calificó la etapa más importante de su carrera deportiva, pero en la que tuvo que protagonizar un capítulo gris en la Liga Águila 1 2018.

En entrevista concedida a El Rincón del Vinotinto, el portero recordó los buenos momentos vividos desde su llegada: Un 13 de enero de 2015, en su cumpleaños número 26. Y dijo marcharse sin rencor alguno, pese a que la situación que le tocó vivir en las últimas semanas fue tensa.

Con 164 partidos disputados, más de 14.000 minutos sumados y el rótulo de ser el golero 'Antipenal' más efectivo del fútbol colombiano, Joel buscará nuevos horizontes. A sus 29 años siente que tiene mucho por dar en una nueva experiencia, que le permita seguir creciendo como futbolista.



El Rincón del Vinotinto: ¿Qué balance le deja esta era en Deportes Tolima?

Joel Silva: El balance es muy positivo. No me arrepiento de haber venido a jugar al Tolima. La verdad llegué como un hombre y me voy como un rey, un gran profesional. Nada más palabras de agradecimiento, especialmente a la hinchada y a todos ustedes de la prensa. Y también a toda la gente que trabaja en el club.

Un poco triste por un lado, porque no me quería ir, pero las circunstancias se dieron para que terminara mi vínculo. Me voy con la frente bien en alto, estoy saliendo por la puerta grande del club y trataré de estar tranquilo. Solo hay palabras de agradecimiento. 

E.R.V. ¿Se va con un poco de sinsabor por este final? ¿Cómo imaginaba su despedida?

J.S.: Sí, lo que uno siempre busca es conseguir los logros jugando, pero bueno, eso queda atrás. Solo me quedo con lo positivo, lo negativo lo hago a un lado. No tengo rencor con nadie, solamente agradecimientos. A todos mis compañeros, con todo el cuerpo técnico y a toda la hinchada.

E.R.V. Desde que se dio a conocer su inminente salida, las redes sociales han estado conmocionadas. Sin duda marcó una historia importante en el club...

J.S.: Me fue bastante bien. Recuerdo cuando llegué, un 13 de enero de 2015, en el día de mi cumpleaños cuando la gente me recibió en el aeropuerto. Desde ese día me sentí como en mi casa. La sensación es muy buena y se termina un ciclo y seguramente empezará otro. Despedirme de la mejor manera.

Me voy contento de haber vestido esta camiseta y haber dejado todo. Habrá mucha gente que estará triste con esta noticia y otra que estará contenta. Pero les deseo lo mejor a todos y que Tolima siga progresando y desde donde me toque estaré siempre apoyando. Les doy mi bendición. 

Pasé momentos muy buenos y quedé en la historia del club al conseguir la segunda estrella.



E.R.V.: ¿Cuál o cuáles fueron esos momentos más especiales con el Vinotinto y Oro?

J.S.: El día del recibimiento fue especial. También las instancias decisivas de penales. Y hace poco en la final que ganamos, tan ansiada por nosotros y por la gente. Fue un camino duro, largo, y desde que llegué siempre en 2015 peleamos títulos o estábamos cerca. Y por suerte lo conseguimos. 

E.R.V.: ¿Cómo terminó la relación con el dueño del club, Gabriel Camargo? Fueron semanas difíciles...

J.S.: Con él terminamos muy bien. Fueron tres semanas de mucha charla y de solucionar todo. Así que culminamos de la mejor manera. No tengo nada en contra de él sino palabras de agradecimiento de mi parte y me voy con mucha tranquilidad. 

E.R.V.: ¿Su futuro contractual seguirá ligado a Colombia? O aún es muy prematuro...

J.S.: La verdad ahora mismo no sé cuál sea mi futuro. Lo único que sé es que en estos días viajaré a mi país, a mi casa con mi esposa (Gabriela) y mi hija (Luana) que siempre han estado conmigo acá y me han 'bancado'. No es un momento fácil pero así es el fútbol, los jugadores pasan y las instituciones quedan.

E.R.V.. En una sola frase, ¿Cómo resumiría su paso por la institución?

J.S.: Lo describiría como el paso más grande que he dado en mi carrera futbolística y estoy feliz por haber vestido esta camiseta.