¿Por qué no se llenó el Murillo Toro en la gran final entre DEPORTES TOLIMA y Atlético Nacional?


Foto: Jorge A Cuéllar

A diferencia de lo que se creyó en la previa, no todas las tribunas del estadio Manuel Murillo Toro se llenaron para el primer juego de la gran final entre Deportes Tolima y Nacional, por la gran final (Ida) de la Liga Águila 1 2018.

Aunque se esperaba una asistencia superior a los 28.000 espectadores, al final habrían llegado aproximadamente 24.000 asistentes, con algunos claros en las tribunas de Oriental y Noroccidental, como también en Occidental Numerada, la más costosa.

Mientras tanto, en localidades como Sur y Nororiental, la capacidad estuvo a tope. Incluso, en la lateral local se podría decir que hubo más gente de la que se podía albergar, pues hasta algunas de las escaleras de evacuación fueron ocupadas.

Una de las posibles causas para que no haya habido aforo completo en el 'Coloso de la 37', tendría su  claro origen en la reventa. Fueron cientos los que compraron boletas al por mayor -pese a que solo se podían adquirir cuatro entradas por persona- y agotaron el 'papel' en expendios oficiales.

Sin embargo, gran parte de ellos se vieron obligados a vender posteriormente al precio legal, debido al poco flujo en la demanda y -quizá- a los exorbitantes precios para tribunas que en temporada regular costaban mucho menos.

En otras palabras: Fomentaron la especulación en cuanto al precio y la disponibilidad de tiquetes, como consecuencia de la escasa información que entregó la jefatura de prensa del club.


Desorganización

Las fallas en materia logística por parte de la institución 'Pijao' en la venta de boletas ocasionaron que en algunos expendios como Multicentro, Estadio y Sede Administrativa, adquirir la entrada fuera toda una odisea.

Y, en el caso específico de Oriental, también pudo haber influido el notable incremento de la boletería en comparación con las laterales. Una diferencia de precios que estaba por los $50.000. Muchos habrían preferido cambiar de sector, aunque ello implicara algunos sacrificios en el acceso.

Por su parte, en el sector visitante, decenas de seguidores del 'Verde' de Antioquia se 'infiltraron' en la Norte familiar. Pagaron boletas de $32.000 y no de $83.000, se ahorraron los $51.000 y luego presionaron a la Policía Nacional para que los pasara al sector contrario. Un clásico.

Si se compara con anteriores finales, como la de 2003, 2006, 2010 y 2016, esta podría ser considerada como la más floja en materia de asistencia. No así en recaudación, pues los ingresos por la taquilla superarían los 1.000 millones de pesos en bruto