Iván Mejía, contundente: La de Colombia fue una alineación para un partido amistoso


El reconocido comentarista deportivo Iván Mejía Álvarez criticó con dureza el planteamiento hecho por el seleccionador de Colombia, José Néstor Pékerman, en la derrota (1-2) ante Japón, en el debut del Grupo H de la Copa del Mundo Rusia 2018.

Para el veterano periodista, el onceno dispuesto por Pékerman de cara a este partido fue de "partido amistoso", por lo que a su juicio no se calculó las dimensiones del rival que se tuvo al frente.

"Fue una alineación como para un partido amistoso, con jugadores biches e inmaduros, que no tenían fondo y temple como una inauguración en un Mundial", expresó Mejía al diario El Espectador.

De acuerdo con el curtido comentarista, en la 'tricolor' se estaría ocultando información crucial del estado físico de algunos de los jugadores. Entre ellos James Rodríguez, quie fue preservado por Pékerman durante 58 minutos por aparentes dolencias en el gemelo de su pierna izquierda.

"¿Por qué se nos ocultó el estado de varios jugadores que después nos dicen que no podían actuar. No ha sido sincero el trato del cuerpo técnico hacia la afición, ocultándolo la realidad", aseveró.

Sin embargo, dijo estar de acuerdo con el seleccionador en que la expulsión a los 3' de Carlos Sánchez cambió de forma radical el desarrollo del partido

"Once son más que 10 y en el segundo tiempo el equipo colombiano sintió la presencia de un adversario que movió la bola y lo terminó metiendo atrás. Y en el segundo gol de Japón (Santiago) Arias cometió un error imperdonable, como también (David) Ospina que se quedó a medio camino", sentenció.

Y le dio con todo a Dávinson Sánchez, al que no bajó de malo: "De él partido el error para el primer gol. Con su imprecisión en los cierres y sus movimientos tenía loco a Arias y pienso que fue el peor del partido. Y originó todos los problemas", indicó.


Los cambios

Mejía también criticó la salida de Juan Guillermo Cuadrado y la permanencia de José Izquierdo, quien no hacía un buen partido, así como el ingreso de James Rodríguez, que para él no estaba en condiciones para jugar. 

Pero también el no haber utilizado al mediocampista Matheus Uribe en zona medular, como tanto se especuló. Más aún por las contingencias que se registraron en el cotejo.

"Sigo sin entender. Si dicen que Matheus es la nueva sangre del fútbol colombiano y el reemplazo de Abel Aguilar, hoy tenía que haber ido como titular. Y después de la expulsión de (Carlos) Sánchez no apareció. Y pudo haber jugado por izquierda, como contra Francia y tampoco", expresó.

En su juicio, las posibilidades de Colombia de avanzar a la segunda fase del evento orbital son muy complejas. Pese a que quedan seis puntos, ganarle a Polonia y Senegal no será tarea fácil.

"Siento que nos pusimos la soga al cuello y que al menor intento nos ahorcamos. Quedamos condicionados a sumar seis puntos y esos equipos son buenos. ¿Y con qué vamos a salir a jugar en cinco días? Estamos al borde del precipicio, no me meto mentiras", finalizó.

Foto: FIFA.COM