Carlos Sánchez y su falla en la derrota de Colombia: Mano hay, pero no se sí merecía roja


De héroe a villano. El volante Carlos Alberto Sánchez fue uno de los grandes responsables de la derrota (1-2) de la Selección Colombia frente a Japón, este martes en Saransk, por la primera fecha del Grupo H de la Copa del Mundo Rusia 2018.

El mediocampista cometió una mano en el área a los 3' que, además de ser pitada como penal, le representó la expulsión, lo que afectó de forma considerable los intereses de la escuadra nacional ante un rival limitado pero rendidor.

"Nadie espera esto pero lo importante es que el grupo está bien y asume con responsabilidad la derrota. Desde mañana (Miércoles empezaremos a preparar el próximo partido", indicó Sánchez al canal Win Sports. 

En la mente del jugador quedó una gran incógnita: Si merecía o no el cartón rojo, o hubiera bastado con la amarilla para sancionar su infracción. Al respecto el juez esloveno Damir Skomina no dudó y de inmediato lo sacó del encuentro, por considerar que evitó -de forma deliberada- una acción manifiesta de gol. 


"Lo que les puedo decir es que mano sí hay, la única duda es si merecía roja o no. Pero bueno, ya no se va a cambiar nada, la decisión está tomada y el partido se perdió", sentenció 'La Roca', quien esta vez le tocó 'morder el polvo' de la derrota. 

El experimentado futbolista será la gran baja de la escuadra patria para el partido de este domingo (1 p.m.) ante su similar de Polonia, en Kazán, vital para las aspiraciones de clasificación a los octavos de final del certamen.

"Seré positivo, apoyando a mis compañeros. Se perdió un partido pero quedan chances de seguir avanzando", puntualizó Sánchez, quien sería reemplazado por el cartagenero Wílmar Barrios. 

Foto: FIFA.COM