¡El momento esperado! Así se borda la segunda estrella del DEPORTES TOLIMA


La firma ibaguereña Sheffy, que confecciona la indumentaria del Deportes Tolima, compartió este miércoles un video en sus redes sociales que le sacó lágrimas a más de un hincha: El momento en el que borda en cada casaca la tan anhelada segunda estrella.

Pasaron 14 años y seis meses para que la prenda, que ha sufrido modificaciones a lo largo de su historia, por fin luciera con sus dos luceros. Y gracias al equipo de Alberto Gamero, que fue capaz de ganarle en su casa al Atlético Nacional, por fin se hizo realidad.


Las estrellas, cada una en color dorado, duran un minuto y medio en coserse en la prenda. El proceso es hecho por agujas que impactan la tela a gran velocidad,  sin afectarla. 

Casualidad o no, Sheffy es la marca que ha estado ligada a las dos grandes conquistas de la institución. En 2003 se logró el primer título a nivel nacional con la recordada camiseta a rayas, que vistieron jugadores como Ricardo Ciciliano, Rogerio Pereira, Justiniano Peña y Jorge Artigas, entre otros.

Y ahora tiene el honor de dejar huella con una prenda Vinotinto, también a rayas, en la que sobresalen detalles dorados y finos acabados. La misma que supieron lucir Rafael Robayo, Marco Pérez, Danovis Banguero, Fáiner Torijano, Ángelo Rodríguez, Sebastián Villa y Álvaro Montero, entre otros.

Hecha con la más alta tecnología que contribuye a la preservación del Medio Ambiente, con la utilización de botellas plásticas, y la patente Osmo Dry, para facilitar la transpiración.


Según confirmó Miguel Fernando Castillo, dueño de Sheffy, la prenda ya está a disposición de los aficionados, quienes podrán adquirirlas en las tiendas oficiales de la institución a un valor de $152.000.

Este mismo modelo será el que luzca el equipo en la Liga Águila 2 2018 y, salvo algunas variantes,  el que tenga para la Copa Libertadores 2019, en su regreso al evento continental tras seis años.

Aproximadamente se pondrán a la venta cerca de 3.000 camisetas, a medida de que se vayan agotando las unidades. Para ello trabajan a toda marcha más de 40 personas.