¡Amargo debut! Colombia no pudo ante Japón y resignó sus primeros tres puntos en el Mundial de Rusia


En una deslucida presentación, en la que pecó por groseros errores defensivos, la Selección Colombia encajó su primera derrota en la Copa del Mundo de la FIFA Rusia 2018 ante el que era, en el papel, el rival más débil del Grupo H: Japón (1-2) en Saransk.

Los tantos de  Shinji Kagawa (5'), de tiro penal, y Yuya Osaka (72'), de golpe de cabeza, sentenciaron una de las más amargas caídas sufridas por la 'tricolor' en la era de José Néstor Pékerman, que ya supera los seis años.

El gol del volante antioqueño Juan Fernando Quintero (38'), de tiro libre, alcanzó a ilusionar a los 'Cafeteros' con la remontada, pero al final la falta de fútbol y físico mermó las posibilidades.

Al igual que en Chile 1962, Estados Unidos 1994 y Francia 1998, la escuadra nacional inició con pie izquierdo su participación en la cita orbital y deberá buscar los revulsivos para darle vuelta a la historia. Más aún cuando no podrá contar con el volante Carlos Sánchez, quien vio la cartulina roja.

En su segunda salida, la divisa patria rivalizará este domingo (1 p.m. Hora Col.) ante su similar de Polonia, con la necesidad de ganar so pena de decirle adiós a la ilusión mundialista. El cotejo se llevará a cabo en el estadio de Kazán, ciudad que ha servido de concentración en la estancia en suelo ruso.


De contrastes

El peor arranque posible. Sin James en el campo, por precaución, A la 'tricolor' le tocó remar a la corriente desde el minuto 3, cuando en una infortunada acción el volante Carlos Sánchez vio el cartón rojo, al tratar de evitar con sus manos la apertura en el marcador de los nipones. 

El esfuerzo del mediocampista fue en vano, toda vez que el árbitro esloveno Damir Skomina no dudó en sancionar penal. Al cobro estuvo el volante Shinji Kagawa (5'), quien con una efectiva anotación engañó por completo al arquero David Ospina.


La respuesta de los 'cafeteros' llegó hasta los 11', en una acción en la que el delantero Falcao García alcanzó a puntear el balón, tras pase por el sector derecho, pero este fue cazado sin problemas por el arquero Eiji Kawashima. Sin claridad la 'Sele' fue en búsqueda de la paridad y por momentos fue víctima de desespero.

Obligado a dejar espacios en zona defensiva, Colombia por poco sufre el segundo golpe de los asiáticos a los 14', cuando Takashi Inui llegó con libertad a predios nacionales, impactó a portería, pero su disparo pasó por centímetros del palo izquierdo del guardameta Ospina. 

El combinado patrio perdió muy fácil el útil en su campo y contó con la fortuna de que al frente hubo un rival limitado en el frente de ataque. Y en zona ofensiva fueron pocas las acciones que le quedaron claras a Falcao, siempre dispuesto a recibir un pase claro.

Y José Pékerman, consciente de esa gran falla, intentó repararla con el ingreso del cartagenero Wílmar Barrios -ex Deportes Tolima- en reemplazo de Juan Guillermo Cuadrado (30'). El cambio causó sorpresa, pues el más incisivo en ataque era, precisamente, el antioqueño, quien no ocultó su desazón.


Sin embargo, los nipones también fallaron. Fue a los 38', cuando un tiro libre rasante del volante Juan Fernando Quintero se le filtró al arquero Kawashima, quien no pudo contener el remate. El 'Ojo de Halcón' ratificó el pálpito de todo un país: El balón traspasó la línea de gol, y con ello se vino la celebración de un plantel que se recuperó en su estado anímico, más que futbolístico.


El mazazo
En el arranque de la etapa complementaria la posesión fue del cuadro japonés, que buscó marcar diferencia en predios colombianos apelando a su hombre de más en la cancha. Sin embargo, le faltó precisión en el último cuarto y permitió algunas escaramuzas de los 'tricolores', sin mayor peligro.

En dos acciones, a los 53' y los 56', el portero Ospina tuvo que aparecer para conjurar su valla, ante las incursiones de Yuya Osako e Inui. Los nipones llegaron con relativa facilidad a su terreno, como consecuencia de la falta de manejo en zona medular.

Por tal motivo, Pékerman decidió no esperar más y jugarse su carta más importante: La de James, quien sustituyó a los 58' a Quintero. Y 11' después (69') quemó sus 'cartuchos', con la entrada del delantero Carlos Bacca por José Heriberto Izquierdo. Pero las modificaciones no surtieron el efecto deseado.


A los 72' Japón encontró el segundo tanto del encuentro, tras una garrafal desatención defensiva de su adversario. En el cobro de tiro de esquina, el lateral Santiago Arias falló en la marca y le permitió a Osako, de cabeza, vencer la resistencia de Ospina. También quedó debiendo Falcao, en una acción que le causó un profundo enojo a Pékerman.

Con el resultado a su favor, el combinado asiático supo cómo jugar con la ansiedad de Colombia. Aparte del manejo del balón, intentó de forma esporádica explotar la banda derecha. Sin desesperar, pues la idea era desgastar el ya mermado elenco 'Cafetero', al que le pesó y mucho la expulsión de Sánchez.

En el epílogo, la 'tricolor' vio cómo los nipones los llevaron de un lado a otro, sin que pudieran contrarrestarlo. Solo alguna intención de Falcao y Bacca buscó, sin éxito, evitar una dolorosa derrota: La cuarta en sus estrenos mundialistas. 

Así formaron:

Colombia: David Ospina; Santiago Arias, Dávinson Sánchez, Óscar Murillo, Johan Mojica; Carlos Sánchez, Jefferson Lerma; Juan Guillermo Cuadrado, Juan Fernando Quintero, José Izquierdo y Falcao García.
Seleccionador: José Pékerman.
Cambios: Wílmar Barrios por Cuadrado (30'), James Rodríguez por Quintero (58') y Carlos Bacca por Izquierdo (69'). 

Japón: Japón: Eiji Kawashima; Gen Shoji, Yuto Nagatomo, Hiroki Sakai, Maya Yoshida, Gaku Shibasaki; Genki Haraguchi, Shinji Kagawa, Takashi Inui, Makoto Hasebe y Yuya Osako.
Seleccionador: Akira Nishino.
Cambios: Keisuke Honda por Kagawa (68'), Hotaru Yamaguchi por Shibasaki (79') y Shinji Okazaki por Osako (84').

Fotos: FIFA.COM