DEPORTES TOLIMA, a pagarle millonaria indemnización al sanandresano Antonio 'Toño' Saams


Un nuevo proceso judicial en contra del Deportes Tolima salió a la luz este miércoles y dejó -una vez más- muy mal parado a su presidente y máximo accionista, el boyacense Gabriel Camargo Salamanca.

La sala de casación laboral de la Corte Suprema de Justicia falló en favor del exvolante sanandresano Antonio 'Toño' Saams, a quien deberán pagarle una indemnización de más de $397 millones de pesos por haberse vulnerado sus derechos laborales.

El jugador militó por 17 años en la institución hasta su salida, a finales de 2005. Es recordado por hacer parte del elenco campeón de liga el 21 de diciembre de 2003, bajo la conducción del bogotano Luis Augusto 'Chiqui' García.

Pero tres años después de su salida (2008), la cual se dio por una lesión en su pie izquierdo, decidió demandar al elenco 'Pijao'. Esto alegando que su contrato fue liquidado de manera irregular y se le dejaron de pagar premios por logros deportivos.

Tras ocho años en la Corte Suprema el proceso salió a su favor, como se preveía desde agosto de 2017, con una importante indemnización al isleño.

Según se conoció, el club profesional en ese entonces usó una figura que era muy común para vincular futbolistas y directores técnicos, para evitar el pago de montos elevados en parafiscales: La doble contratación.

De hecho, es muy famoso el caso sufrido por el entrenador antioqueño Luis Fernando Montoya, quien en 2004 quedó cuadrapléjico tras ser víctima de un atentado. Pese a que para esa época gozaba de uno de los mejores sueldos del rentado criollo, luego de ganar la Copa Libertadores, fue liquidado por un salario muy inferior.


El caso

Según se conoció Saams recibía $5 millones en 2005, pero su seguridad social era liquidada sobre un contrato base de $750.000, que era su contrato formal con el club. Los $4.250.000 restantes eran cancelados al futbolista bajo el concepto de contrato de publicidad.



“Quedó suficientemente acreditado que (...) la suscripción de unos aparentes contratos de cesión de derechos de imagen del demandante, intentó ocultar el carácter salarial de los dineros recibidos por el actor", expresó la Corte.

Sin embargo, el 23 de marzo Saams sufrió una lesión que, tras un procedimiento quirúgico que no fue exitoso, derivó en su prematuro retiro del fútbol profesional; pues perdió un 24,35% de sus capacidades.



"A partir del mes de octubre de 2005, la demandada (Deportes Tolima) suspendió el pago de su salario para provocar su renuncia (...) sin que diera una explicación razonable y convincente de las razones por las que lo hizo", resaltó la Corte.

"Durante aproximadamente 3 meses se le privó del 85% de su salario, representado en los denominados derechos de publicidad", se agregó en la sentencia, en la que se hizo énfasis en que dicho detrimento superó los 12 millones de pesos.

El club y el jugador establecieron una conciliación sobre este asunto, el 9 de diciembre de 2005, por una cifra cercana a los $7 millones. Pero la misma fue declarada nula por la sala, debido a que Saams habría sido obligado a firmarla por las dificultades económicas que afrontaba, tras haberse recortado de forma sustancial su sueldo.

"La conciliación fue producto de actos predeterminados y artificiosos (...) con el fin protervo de hacerlo declinar de sus derechos y reclamos laborales futuros, a cambio de una supuesta suma conciliatoria que, según quedó probado, correspondía a un premio ofrecido previamente al trabajador", agregó la sentencia, cuya ponente fue la magistrada Clara Cecilia Dueñas.

Según un testigo, Saams habría sido presionado por la entonces contadora del club, quien en diferentes oportunidades visitó su apartamento para insistirle que lo mejor era llegar a un acuerdo amistoso con Camargo Salamanca.


Cabe destacar que el salario de Saams pasó de $2 millones en el año 2000, de los cuales $500.000 hacían parte de su básico, a los $5 millones registrados anteriormente.


Sorprendido

El Rincón del Vinotinto tuvo la posibilidad de hablar con Saams, quien venía siguiéndole la pista al proceso, pero que el fallo tomó por sorpresa.

"Realmente los medios fueron los que me dieron la buena noticia. Sé lo que ustedes saben, no tengo conocimiento de nada más. Sí se veía venir, porque había un fallo de casación a favor mío, pero no había la sentencia que creo fue la que salió", expresó el exjugador.

Saams, después del fin de su etapa como futbolista activo se radicó en suelo 'Pijao', fundó con un grupo de amigos -entre ellos el exdelantero Iván 'Champeta' Velásquez- el club Atlético Ibagué; a la fecha uno de los más importantes de la 'Ciudad Musical'.

El dato

Por desgracia son más comunes de lo que se creen las demandas laborales en contra de Deportes Tolima. Basta con recordar las adelantadas por exjugadores como José Vicente Preciado y Emir González, quienes tras sufrir sendas lesiones emprendieron la vía judicial para reclamar los derechos que habrían sido vulnerados.