Angélica Ramos, la tolimense que se abre paso en el fútbol femenino español


Solo cinco meses le bastaron a la futbolista ibaguereña Angélica María Ramos Rosso para ganarse un espacio en el guerrero plantel del Fundación Albacete, que en días pasados logró con su filial B el tan anhelado ascenso a la Segunda División Femenina de España.

Un periodo en el que lo dejó todo, la familia y los amigos, en búsqueda de un gran sueño: Jugar en la 'Primera' del balompié femenino, o más conocida como la Liga Iberdrola, en donde brillan equipos como el Atlético de Madrid y el Fútbol Club Barcelona.

"Inicialmente llegué para probar en el primer equipo, así que venía muy ilusionada al saber que iba a volver a jugar en España", expresó Ramos, quien a principios de 2017 tuvo su primer acercamiento con el país ibérico.


Paso a paso

La talentosa jugadora, quien oficia como lateral izquierda y volante mixta, reconoció que le costó acomodarse a su nueva realidad. No era fácil, pues mientras los demás se preparaban para despedir el 2017, ella emprendía rumbo hacia una aventura, tras haber defendido en el primer semestre la camiseta de Patriotas de Tunja.

"Fue un poco difícil tomar esta decisión ya que me vine en una fecha especial como son las navidades, dejando a mi familia, mi hogar y costumbres, buscando cumplir un sueño", indicó.

"Empecé hacer las pruebas con la primera categoría, pero me costó adaptarme al ritmo del fútbol europeo, que es muy veloz con la pelota. Así que decidieron darme la oportunidad con el filial B que competía en la liga regional Castilla La Mancha, mientras cogía el ritmo de competición", agregó.

En efecto, la tolimense recaló con el equipo 'muleto' y allí cumplió una buena labor. En la primera fase su divisa ganó 21 partidos y empató uno, con 137 goles a favor y cinco en contra. Eso les permitió avanzar a una especie de 'Play Offs', en el que triunfaron en tres cotejos más y empataron uno. El ascenso se consumó el pasado sábado, ante EFD Quintanar del Rey.

"Ha sido una experiencia muy bonita. Tuve la oportunidad de ganarme un puesto en el equipo y demostrar que tenía condiciones para jugar al mismo nivel de ellas. Es un logro muy importante para mí carrera futbolística y un peldaño más para poder jugar en la máxima categoría", manifestó.

Ramos comparte apartamento con compañeras de su escuadra, mientras sus padres siguen en territorio tolimense pendientes de sus actuaciones. Las mismas que han sido registradas con orgullo por medios locales.


Lo que viene

Pese a que ya se dio por terminada la temporada en el Viejo Continente, Ramos seguirá entrenando para no perder la forma física y buscará, en el inicio de la pretemporada, un lugar en el plantel principal.

"La pretemporada comenzará a mediados de julio, una vez terminado el mundial de Rusia. Considero que he adquirido madurez futbolística y personal para poder competir en una liga tan exigente como la española", refirió la deportista, quien también pasó por Atlético Nacional.

El dato

18 años tiene Angélica Ramos, quien se formó en el Club Barcelona de Ibagué, bajo la batuta de Guillermo Guzmán y posteriormente pasó a VyV Mi Nuevo Tolima, con la conducción de Kilian Virviescas.