Informe de DEPORTES TOLIMA ante Supersociedades reveló dineros que entraron por Delgado y percibirán por Montoya


El informe de gestión del año 2017 presentado por el presidente y máximo accionista del Deportes Tolima, Gabriel Camargo Salamanca, ante la Superintendencia de Sociedades, dejó conocer interesantes cifras en cuanto al manejo del equipo.

Entre ellas los rubros que entraron por la venta de jugadores, que como es bien sabido representan un altísimo porcentaje de los ingresos de la institución campaña tras campaña.

Según se declaró a la Superintendencia, el lateral y volante Didier Delgado -quien estuvo desde 2013 hasta mediados de 2017 en el club- fue transferido al Deportivo Cali en una cifra cercana a los $850 millones; 400 menos de lo se rumoró por periodistas desde la capital vallecaucana.

Por su parte, la venta de los derechos deportivos del volante Santiago Montoya a Millonarios -que hace parte de la vigencia 2018- representarán para las arcas de la institución cerca $5.000 millones, pagados así: 1,5 millones de dólares, en el que cada uno fue tasado a $3.000 (Actualmente está en $2.820), más un adicional de 500 millones de pesos.

Esta cantidad corresponde a la que -en su momento- se filtró a través de los medios de comunicación, en el negocio que incluyó la sesión por parte del cuadro 'Albiazul' de los derechos del volante de marca Rafael Carrascal.

Es preciso decir que por el 80% de su pase, Camargo Salamanca pagó 400.000 de los 'verdes', luego de culminarse el vínculo del 'Mago' con el equipo dueño de su pase, Vasco Da Gama de Brasil.

Otros de los dineros que le entraron a la institución por jugadores, son los percibidos por el préstamo del lateral derecho Henry Obando al Atlético Bucaramanga, por valor de $40 millones. Aunque luego al jugador le entregaron su pase y hoy juega en Cúcuta Deportivo.


Dineros por boletería y publicidad

Del mismo modo, se pudo conocer que por concepto de taquillas tanto de la Liga Águila, Copa Águila y Copa Sudamericana, al Deportes Tolima le entraron $2.612 millones de pesos; en contraste con los $3.130 millones de 2016. En 2015 reportó $2.533 millones.

Las entradas registradas ante América, Nacional y Junior, en la fase regular de la Liga 2 2017; Atlético Nacional, en los cuartos de final de dicho torneo e Independiente Santa Fe, en la fase semifinal, representaron gran parte de estos ingresos. Solo en este último partido se habrían recaudado cerca de $300 millones brutos.

En cuanto a las empresas de la región que pautan con el equipo, cabe destacar que Gaseosas Glacial aportó $474 millones; Supermercados Mercacentro pagó $300 millones por la promoción de su marca y la Fábrica de Licores del Tolima (FLT), con su producto Tapa Roja, dio $298 millones. 

Del mismo modo, las dos sedes de 'La Tienda Vinotinto', ubicadas en el Centro Comercial Multicentro y Mercacentro número 10 (El Poblado) y que venden artículos deportivos y suverines, le dejaron a la institución ingresos por el orden de los $354 millones.

En 2016 recibió $470 millones; en 2015, $313 millones y en 2014 solo la de 'Multi' dejaba cerca de $209 millones de ingresos.


Entes rectores y eventos

Por su parte, la Dimayor y la Federación Colombiana de Fútbol aportaron a la institución un total de $4.763 millones, en tanto que por derechos de televisión (De RCN y Win Sports) entraron a las cuentas bancarias $4.265 millones. Por los entes rectores obtuvo en la anterior vigencia (2016) $3.245 millones.

Se infiere que en este balance están los mal contados 250.000 dólares (Cerca de $700 millones) por la presencia en la primera fase del torneo surcontinental, en el que el 'Pijao' fue eliminado a manos de Bolívar de Bolivia.

Por este concepto (Eventos) recibió en 2016 $672 millones, y en 2015 $1.583 millones, pues llegó hasta los octavos de final de la Sudamericana, cuando resignó su presencia ante Sportivo Luqueño (Paraguay).

En total, Deportes Tolima registró ingresos operacionales por 12.136 millones de pesos, casi el 50% menos que en 2016, cuando obtuvo $24.935 millones; en gran medida por las ventas de Wílmar Barrios, Matheus Uribe y Andrés Ibargüen.

De estos, $2.807 tuvieron su origen en lo que se denomina patrocinadores, grupo del cual también hacen parte empresas como Apuestas Gana Gana y Lubricantes Gulf, además del Centro Comercial Multicentro, entre otros. Es preciso anotar que en 2016 percibió por este ítem $2.638 millones, y en 2015 $3.447 millones.


Compra de jugadores

Camargo y su club también hicieron inversiones en derechos deportivos de jugadores que, por el presente de algunos de ellos, se perfilan a ser grandes negocios a mediano y largo plazo.

Se conoció que por el 70% del pase del mediapunta antioqueño Sebastián Villa se pagaron solo $30 millones al Club Palma Azul de Medellín, cuando el jugador -extraoficialmente- estaría tasado en más de 3 millones de dólares, tras el interés de Atlético Nacional.

Villa es un jugador que desde 2014 ha hecho parte de la institución, aunque tuvo su punto de 'ebullición' en el segundo semestre de 2017, bajo la batuta de Gregorio Pérez y Alberto Gamero.

También adquirió el 100% de los derechos del joven delantero Juan Diego Alegría, integrante de la Selección Colombia Sub-15, por la cifra de $100 millones; cifra que Camargo confirmó tras la excelente presencia del ariete en el Sudamericano de Argentina.

Esta redacción pudo saber que existirían ofertas del exterior por el habilidoso ariete; aunque estas no han sido divulgadas por el club.

Aparece registrado otro talento joven en este ítem: Carlos Eduardo Torres, por el que también pagó $100 millones, pero del cual poco o nada se conoce. 

Por otro lado, sorprendió la adquisición del 50% del defensor central Julián Alveiro Quiñones, que si bien vive un buen momento en la Liga Águila 1 2018, es uno de los futbolistas más resistidos del club. Esa compra se hizo por $350 millones.

Quiñones fichó en el primer semestre de 2014 con la 'tribu', proveniente de Independiente Santa Fe; club con el que fue campeón de la Liga en 2012.


Préstamos para la sede y deudas

El hecho de que la vigencia 2017 haya registrado números negativos para el club de Camargo Salamanca (Vea la nota) se debe a que adquirió obligaciones bancarias con diferentes entidades para la construcción de la sede de Perales, que presenta notables avances, y otros menesteres.

Una de ellas, el Banco Sudameris, que le prestó $5.000 millones. Esta era una información adelantada por el propio dirigente el 8 de noviembre pasado en diálogos con medios radiales, preocupado por el amplio margen de pérdidas a esa altura de la temporada.

También se supo que la Dimayor le adelantó $1.500 millones, mientras que con el Banco BBVA contrajo un préstamo de 960 mil de los 'verdes'. Asimismo, con el Banco Colpatria renovó dos créditos por valor de $1.000 millones cada uno, tipo DTF+5 a término de un año.

Recordemos que según datos publicados por la Supersociedades, la divisa de la 'Tierra Firme' fue una de las cinco con mayor número de pérdidas durante el año anterior, con un margen de utilidad negativo de $2.914 millones, cuando en 2016 tuvo un superávit de $2.498 millones.