No nos faltó ambición sino suerte: Alberto Gamero y el empate del DEPORTES TOLIMA ante Pasto


Para el técnico del Deportes Tolima, Alberto Miguel Gamero, el empate logrado por su divisa en su visita al Deportivo Pasto (1-1), por la fecha 6 de la Liga Águila 1 2018, dejó un buen sabor.

Esto sin importar que a gran parte de los hinchas y la siempre exigente crónica deportiva de Ibagué le quedó la sensación de que fue poco para suplir las necesidades existentes en la tabla.

El 'Sonero' -fiel a sus códigos- prefirió destacar el esfuerzo de sus dirigidos y no hacer tanto énfasis en las fallas, ante un adversario que tampoco atraviesa por su mejor momento y al cual, según los propios comentaristas locales, se le podía ganar con relativa facilidad.

"No nos faltó ambición. Quizá un poco más de suerte y de aire. Venir a jugar como vinimos a hacerlo no es fácil. Eso cuesta, el equipo lo estaba sintiendo. Creo que hicimos un buen partido y buscamos un buen resultado", expresó Gamero.

"Pasto nos obligó a retroceder, pero lo hicimos seguros y no nos ocasionaron muchas opciones. Solo pelotas quietas y tiros de esquina en el primer tiempo y de resto fue un partido manejado, pausado. Nos llevamos un punto que nos va a servir para lo que queremos", complementó.

En su concepto, su escuadra generó flujo ofensivo pero le faltó ser más efectiva en el último cuarto de cancha. Quizá eso se vea reflejado en que de los cinco goles que lleva la 'tribu' en el campeonato dos han sido convertidos por defensas y solo Ángelo Rodríguez ha 'mojado' por los delanteros.

"Este equipo elabora opciones de gol. Estamos trabajando en la parte de definición, en la parte psicológica del jugador. Este es un grupo de la mitad de cancha hacia delante joven, que tiene que aprender muchas cosas", indicó.


¿Renunció a ganar?

Fue evidente que en los últimos 10 minutos Tolima bajó su intensidad, se dedicó a dosificar energías y a darle tránsito al esférico sin mayor profundidad. En otras palabras, a cuidar el empate, apelando a una máxima de Gamero: Si no se puede ganar que no se pierda. ¿Pero en realidad no se podía arriesgar más?

"Íbamos poco a poco dependiendo de cómo iba el partido. Y me parece que sorteamos bien. En el minuto 40 (85') vimos que podíamos coger el punto, no queríamos irnos sin nada para la casa. Y cuando entró (Carlos) Robles, que terminó el partido para ellos", explicó.

"El punto es positivo porque no nos ganaron. Porque contra Nacional jugamos bien y perdimos. También contra Bucaramanga (...) Estamos muy convencidos de que nos podemos acomodar mejor en la tabla", añadió.

Desde su perspectiva, el partido que hicieron hombres como Ómar Albornoz y Sebastián Villa fue bueno. También el del delantero paraguayo Robin Ramírez y el antioqueño Cléider Alzate.

"Hoy (domingo) Albornoz desbordó siete u ocho veces, a Villa, a pesar de que (Tomás) Maya lo marcó bien, tuvo destellos. Vi a Robin pivoteando (sic) y haciendo diagonales. Y a Cléider le pegó una bola en el palo", recordó.


Las bajas

Cabe acotar que para el choque frente a los 'tricolores' el técnico samario no pudo contar con cuatro de sus hombres: El lateral Nilson Castrillón y el propio Ángelo, por lesiones; al igual que los zagueros Fáiner Torijano y Julián Quiñones por expulsiones.

"Nos ha tocado duro. Pero me parece que al margen de eso hemos complementado bien con los jugadores que han llegado. Los que han entrado lo han hecho bien y esa es la tranquilidad que tenemos", expresó.

Rescató que pudo cortar, en cierto modo, la racha de dos derrotas al hilo que arrastraba en la Liga, tras los reveses frente a Jaguares como visitante (2-0) y Atlético Bucaramanga como local (1-0). Sin embargo sigue sumido en lo más profundo de la tabla, con apenas cinco puntos de 18.

"Veníamos de dos partidos perdidos y otra derrota nos hubiera caído muy mal. Trato durante la semana de subirle la autoestima al jugador, al equipo, porque hemos jugado partidos buenos y los hemos perdido", refirió.


Lo que viene

Gamero no se siente agobiado por la penosa ubicación en la tabla, pese a que este sea uno de sus peores arranques ligueros con los 'Musicales', a los que volvió a dirigir desde agosto pasado.

"Por lo que ha jugado el equipo hoy (domingo) me parece que no es para que tenga cinco puntos en la tabla. Pero hay que asumirlo y hacerse responsable de eso. Y todavía nos queda un camino", señaló el adiestrador.

Este domingo (4 p.m.), frente al Envigado F.C., el 'Vinotinto y Oro' está obligado a ganar para salir de la incómoda posición 18, en la que solo supera a Independiente Santa Fe y Boyacá Chicó, escuadras con solo tres y dos puntos, respectivamente.

"Tengo la certeza y confianza en este equipo, porque los partidos que hemos partidos no es que el rival haya sido superado", finalizó.