La única preocupación es de resultados, no de trabajo: Gamero y el revés como local de DEPORTES TOLIMA ante Cali


Visiblemente golpeado por la actualidad en la tabla, el técnico del Deportes Tolima, Alberto Gamero, se refirió al duro revés sufrido por su escuadra como local, a manos de un defensivo pero efectivo Deportivo Cali (0-1). 

El 'Sonero', que de los 18 puntos que ha disputado en el Murillo Toro solo ha ganado nueve, no ocultó su frustración por no darle vuelta a un partido en el que la principal carencia estuvo en el frente de ataque.

"Este fue un partido en el que si estuviéramos jugando todavía no lo hubiéramos empatado. Cuando las cosas están para darse se dan y creo que los muchachos a mi modo de ver hicieron todo", indicó en rueda de prensa.


"El fútbol no es de merecimientos, es de goles y Cali hizo uno y ganó. Lo que hicimos era para no salir derrotados del Murillo Toro, pero hay que aceptar las cosas cuando Dios las manda. Y hoy nos mandó una derrota", agregó el samario.

Con 12 unidades de 30 posibles -y un partido pendiente- el 'Vinotinto y Oro' se ubica en la casilla 13 de la clasificación. Eso tiene muy preocupado al entrenador, que protagoniza un arranque similar al que tuvo José 'Cheché' Hernández en el segundo semestre del año anterior.

"Para nadie es un secreto. Del puntaje nos preocupa todo. Más a mí que soy la cabeza visible. Pero cuando técnico veo que el equipo hace lo que hizo hoy (martes), que hace lo de Medellín, la única preocupación es de resultados, no de trabajo", precisó.

En su concepto, "hay equipos que están mucho más arriba que no tienen el fútbol del Deportes Tolima". Y afirmó: "Todavía faltan fechas y este equipo no va a bajar los brazos. Tiene derecho a pelear, tiene con qué sacar resultados".


El partido 

Para el timonel de los 'Pijaos', el visitante hizo muy poco en las áreas por llevarse el botín. Por ello consideró que el resultado no correspondió al desarrollo del cotejo, que debió dejar como mínimo un punto en sus huestes. 

"En el primer tiempo tuvimos tres o cuatro llegadas, en las que pudimos abrir el marcador. Cali nos llegó una sola vez. Pero lo que nos faltó fue un poco más de precisión y tranquilidad a la hora de llegar a las 18", expresó Gamero.

"El 70% del partido se jugó en campo del Cali. Nos equivocamos mucho en los centros, mientras que ellos fueron precisos en uno que tuvieron y el cabezazo de Sand. Nosotros tuvimos 12 o 15 y no fuimos efectivos", complementó el técnico.

Alberto Miguel dijo no haberse sorprendido por la propuesta de su colega, Gerardo Pelusso, quien vino a arriesgar poco a la 'Ciudad Musical'. Más aún cuando se puso en ventaja, pues fue la oportunidad perfecta de romper una racha de ocho derrotas consecutivas por fuera de Palmaseca.

"Lo teníamos estudiado. Le dije a los jugadores que no se desesperaran, porque el gol podía llegar en cualquier momento. Es más, tenía la idea de jugar con Cléider, Orozco y Villa pero vi que Cali venía con los tres centrales y no tenía altura para defender", refirió.

Y añadió: "Lo que sí pensábamos era en hacer un gol rápido. Y Villa tuvo dos o tres opciones. Me parece que que Sebastián Villa jugó 45' muy buenos por la banda izquierda, pero no así por la derecha".


Los cambios 

En cuanto al ingreso de jugadores como Cléider Alzate (Por Rafael Carrascal) Robin Ramírez (Por Marco Pérez) y Rafael Robayo (Por Yohandry Orozco), Gamero dio sus explicaciones de qué pretendía con dichas variantes.

"Cuando salió Carrascal, vi que él o (Luis) Paz me estaba sobrando, porque ellos (Cali) no tenían 10. Y opté por Carrascal porque pensando en empatar el partido me iba a servir mucho más", refirió.

"Luego puse a Yohandry suelto, de 10; a Cléider por la izquierda y me fui con dos puntas y tuvimos posibilidades. Y cuando entró Robin estaba con dos delanteros pivotes, fuertes, pero necesitaba uno que entrara y saliera y ese fue él", acotó.


"Y lo de (Rafael) Robayo por Yohandry le manifesté que entrara tocando de atrás y que llegara, que necesitaba un hombre más en el área", finalizó el estratega.

La obligación de Gamero y sus dirigidos será recuperar por fuera lo perdido en casa, en las visitas a Rionegro Águilas y Atlético Huila. Por el momento el adiestrador está en deuda con casi la misma plantilla con la que fue protagonista en el remate de 2017.