Fue un empate justo: Alberto Gamero y el 2-2 entre DEPORTES TOLIMA y DIM en el Atanasio


Conforme con lo cosechado, el técnico del Deportes Tolima, Alberto Miguel Gamero, entregó su balance tras el agónico empate (2-2) en su visita al Independiente Medellín, este sábado, por la décima jornada de la Liga Águila 1 2018. 

Para el 'Sonero', su escuadra hizo más que el dueño de casa en pro del resultado, que al final le entregó un punto que sirve -y mucho- de cara a una eventual clasificación a los 'Play Offs' el torneo.

"Me parece que fue un empate justo, porque vinimos a proponer y buscar el resultado. El mérito que tuvo el equipo fue durante los 90 minutos. Nos vamos tranquilos con el punto, pero también con la necesidad que tenemos que sumar de a tres", indicó Gamero. 


El partido

Gamero explicó cuál era su intención de juego, con un total de siete cambios en su nómina en comparación con el choque en el que venció (1-0) a Boyacá Chicó. Algunos de ellos, por lesiones. 

"Vinimos a hacer una presión alta, a proponer, a intentar atacar a un Medellín que poco nos salió jugando. Me parece que las opciones más claras las tuvimos nosotros, porque ellos solo tuvieron las dos del gol y dos más por ahí", enfatizó.


"Los muchachos hicieron el trabajo como lo habíamos planificado durante la semana. Desconectar a (Andrés) Ricaurte de los delanteros, del otro mediocentro que era Didier (Moreno) y de los centrales. Él era quien generaba el fútbol", complementó.

A su vez, el timonel de los 'Pijaos' resaltó la labor hecha por el sanandresano Ángelo Rodríguez, quien pese a que no marcó en las redes contrarias fue el más incisivo en el frente de ataque.  

"Fue el que más iniciativa tuvo sobre las 18 de ellos. Es un delantero que tiene cosas diferentes que todos y la tranquilidad que tenemos es que hay con qué", dijo.


Los cambios

Sin embargo, al entrenador se le cuestionó sobre la presencia como lateral izquierdo de un zaguero central, como Luis Payares, la titularidad de Julián Quiñones y el irregular partido hecho por Ómar Albornoz. 

Gamero dio su postura y al fin de cuentas reconoció que lo mejor que le pasó a su divisa fue excluir al tumaqueño, pues le permitió recomponer su esquema a una idea más cercana a la memoria futbolística del grupo.

"Sabía que por los costados iba a ser complicado. Por eso opté por poner a Payares y Albornoz por el lado izquierdo. El cambio de Quiñones fue acertado, por la amarilla y un marcador adverso. Luego corrimos a Payares como central y le dimos la salida a Albornoz desde mucho más atrás", expresó.

En cuanto a la suplencia de jugadores como Marco Pérez y Cléider Alzate, el entrenador samario dio sus argumentos.

"A nosotros siempre nos preguntan por el que no está. Porque si meto a Marco (Pérez) por el lado derecho -que es por donde juega- y no está (Sebastián) Villa mañana me preguntan por qué no está Villa", refirió.


Y agregó: "La idea es que cuando tengan su oportunidad la aprovechen. Me parece que Marco entró bien, Cléider entró bien y si el partido hubiera durado más hasta lo ganamos".


Lo que viene

Gamero sabe que si bien logró salvar un punto del Atanasio, aún la producción no es la deseada, pues las caídas ante Atlético Nacional y Atlético Bucaramanga (0-1) tienen con una cuenta pendiente a los 'Musicales'. 

"La posición en la tabla nos tiene incómodos. Uno de local siempre sale a proponer y ganar, y el déficit que tenemos es ese. De pronto haber ganado uno de los dos nos tendría mejor", puntualizó. 

Por último, el adiestrador espera que en los próximos encuentros su divisa corrija las múltiples fallas en defensa que han hecho que de los nueve partidos disputados solo en uno haya sacado su valla en cero.

Foto: Jorge A Cuéllar