Junior, el 'papá' del DEPORTES TOLIMA: esta es la insólita lista de fracasos de la 'tribu' ante los 'tiburones', que una vez más se salieron con la suya




Únete a nuestro canal de Whatsapp y mantén enterado de todas las noticias del Deportes Tolima. ¡Clic AQUÍ!



Y esta vez tampoco fue. La eliminación propinada en la primera fase de la Copa Sudamericana 2023, el 9 de marzo, fue apenas un consuelo para un equipo que sigue sometido en instancias cruciales a merced de su rival. Si Deportes Tolima tiene un ‘papá’ en el fútbol profesional colombiano, ese es Junior de Barranquilla, que volvió a darse un festín con las ilusiones del ‘Vinotinto y Oro’ y lo liquidó en su casa. 

Quienes llegaron a creer que con aquel triunfo del primer semestre, que representaba 900.000 dólares para las arcas del club, se había acabado la ‘paternidad’, se equivocaron. De nada sirvió, por ejemplo, el triunfo en el primero de los duelos de la llave, efectuado el 13 de noviembre, cuando una goleada en el Manuel Murillo Toro (3-1) parecía marcar el camino, pues en duelo definitivo todo se vino abajo.

Como ocurrió en 2015, 2019 y 2020 en la Liga, en 2016 en la Copa, y en 2019 en la Superliga, el ‘rojiblanco’ fue de nuevo el ‘verdugo’ de la ‘tribu’ y le propinó un revés más para el extenso palmarés. El equipo, que pudo haber llegado a esta última cita con el tiquete en su mano, le dio vida a un contrincante que lo tiene ‘medido’ y una vez más fue presa fácil de los intereses del ‘Tiburón’, que festejó a placer.

Una vez más, Junior dio el golpe en instancias definitivas y eliminó a Deportes Tolima. Foto Junior FC


La 'paternidad' de Junior sobre Deportes Tolima

En 2015, ambos llegaban a la semifinal liguera con la ilusión de clasificar a la final, como colofón de una seguidilla de juegos en la temporada en diferentes torneos, que en la Copa Sudamericana favorecieron a los de Ibagué, y en la Copa Colombia a los junioristas. Pero en esta lucha mano a mano por una final, el onceno atlanticense siguió de largo y con Roberto Ovelar como figura ganó los dos juegos de la llave.

Al año siguiente (2016), volvieron a verse en una semifinal, pero de la Copa Colombia. Tras el 0-0 en el Murillo Toro, el duelo en el Metropolitano quedó 2-2, por lo que el entonces equipo de Alberto Gamero tuvo que definir desde los cobros del punto penal. Pero el elenco dirigido en aquella época por el novato Giovanni Hernández frustró las ilusiones de los tolimenses de ir a una nueva final, en una trágica noche.

Como si fuera poco, el 2019 fue un año negro para los ‘musicales’. Empezó de la peor manera, en la Superliga, cuando en el último minuto de la serie un gol de Luis Carlos Ruiz en Ibagué igualó la serie que ganaba el equipo (1-2), gracias al doblete de Marco Pérez. Y una vez más por los penales, Junior se salió con la suya, pues le arrebató la opción de celebrar el que hubiera sido su primer título en su casa. 

Junior festejó una Superliga en el Murillo Toro, en la temporada del 2019. Foto Dimayor


Y continuó con el doble cruce en cuadrangulares. En el primer semestre, pese a que no se cruzaron en la última fecha, ambos llegaban vivos en su opción de meterse en la pelea del título: aunque fue el equipo de Julio Comesaña el que clasificó, con los mismos 12 puntos del cuadro de Gamero; pero un gol más en la diferencia, que a la postre le dio su tiquete a la máxima cita. En ese torneo, el campeón fue ‘rojiblanco’.

Por su parte, en la segunda parte del año, tal como ahora, arrancaron y terminaron la programación de su zona. Y así como Tolima había ganado 1-3 en la ida, en un arranque en el que ganó sus dos primeros partidos, su rival hizo negocio en la vuelta, y cuando todo estaba encaminado para la clasificación del ‘Pijao’, el visitante dio el mazazo y se robó un empate con sabor a final (2-2) en el césped del Murillo. 

La situación no fue distinta en 2020, cuando por los cuartos de final de la Liga única (debido a la pandemia del COVID-19) los dos clubes volvían a cruzarse. Hernán Torres y Amaranto Perea protagonizaron, sin exagerar, un duelo muy cómodo para los de la ‘Arenosa’, que ganaron tanto en la ida como en la vuelta —así como en 2015-2- con el poder goleador del cordobés Miguel Ángel Borja.

Y para cerrar esta crónica de desdichas contra el mismo contrincante, pues una ‘bofetada’ más: la de la noche del 6 de diciembre de 2023, cuando en una presentación para el olvido, el conjunto de David González estelarizó un batacazo histórico y cayó 4-2, cuando con el empate era finalista de la competencia por novena vez en su historial. El equipo que había hecho 12 de 12 en su zona fracasó.

Foto: Dimayor


















Publicar un comentario (0)
Artículo Anterior Artículo Siguiente