DEPORTES TOLIMA y un nuevo papelón: ojo a la 'paternidad' que rompieron los 'Pijaos' ante Atlético Huila, que le pintó la cara en el Plazas Alcid




Únete a nuestro canal de Whatsapp y mantén enterado de todas las noticias del Deportes Tolima. ¡Clic AQUÍ!



Pasaron seis años y 13 días para que Deportes Tolima se fuera con las manos vacías ante su eterno rival, Atlético Huila. De entrada, este dato es determinante para calcular las dimensiones del bochorno vivido en el Guillermo Plazas Alcid de Neiva, por la décima fecha de la Liga BetPlay 2 2023. Los locales, sin despeinarse, golearon a placer (3-0) y se sacudieron de la 'paternidad' de los 'Pijaos'.

Desde aquel 28 de agosto de 2017, cuando el entonces equipo comandado por el samario Alberto Miguel Gamero fue superado en campo 'Opita' (2-0), el conjunto de la 'Tierra Firme' no encajaba un golpe de semejante magnitud. A este partido llegó, incluso, con un registro de cinco juegos sumando en el 'tapete' del máximo escenario de los neivanos, con un registro de tres triunfos y dos igualdades.

Pero la seguidilla de resultados positivos en el duelo más seguro que tenía la 'tribu' históricamente para 'cuadrar caja' se acabó. Solo bastaron 24 minutos para sentenciar el desenlace del encuentro, en parte gracias a la displicencia del colectivo, que prácticamente caminó el rectángulo y no reaccionó a tiempo ante la andanada anfitriona; que tuvo en el creativo brasileño Marcus Vinicius como gran figura.

A su vez, pasaron 11 años para que los 'auriverdes' volvieran a marcarle tres tantos a la 'tribu' como anfitriones. La última vez había sido la del 11 de febrero de 2012, cuando también lo humilló 3-0, gracias a las anotaciones de Milton Rodríguez, que hizo doblete, y Jonathan Álvarez. Aunque en el global, se recuerda el 1-5 en contra en el Murillo Toro, el 20 de septiembre de 2014.

Con este resultado, el registro de uno de los derbis regionales más desiguales del FPC quedó así: en un total de 112 choques, el 'Pijao' ganó 57, empató en 33 más y ya acumula 22 reveses. Una marcada superioridad estadística que, a decir verdad, no supieron respetar los actores en el campo de juego, pues  regalaron la contienda en medio de imprecisiones defensivas y evidente apatía en zona atacante. 

Foto: Dimayor











Publicar un comentario (0)
Artículo Anterior Artículo Siguiente