DEPORTES TOLIMA y los números que lo ratifican como el 'papá' de Atlético Huila: superioridad incuestionable en el clásico




Únete a nuestro canal de Whatsapp y mantén enterado de todas las noticias del Deportes Tolima. ¡Clic AQUÍ!



El del lunes 11 de septiembre (6:15 p. m.), en el estadio Guillermo Plazas Alcid de Neiva, no será un duelo cualquiera para Deportes Tolima. El 'Vinotinto y Oro' saldrá a ratificar por qué es el 'papá' de Atlético Huila, en uno de los clásicos más desiguales del fútbol colombiano, pues la hegemonía de la 'tribu' no solo se ve en títulos: también en el historial entre ambos clubes en el rentado.

En un total de 111 partidos, el 'Pijao' se ha quedado con 57, igualó 33 más y solo cayó en 21. Una impresionante racha que demuestra que en el Tolima Grande manda el elenco de Ibagué, que además expondrá un prolongado invicto frente a los 'Opitas' de visita; más allá de que su presente en la Liga BetPlay 2 2023 es pobre, pues solo acumula nueve unidades en ocho salidas en el campeonato.

De hecho, el combinado de la 'Tierra Firme' no sabe lo que es perder en suelo huilense desde el 28 de agosto de 2017: cuando en su regreso a la institución, el entonces técnico Alberto Gamero cayó por 2-0, tras las anotaciones del volante Carlos Robles –posteriormente campeón con el 'Vinotinto' de la Liga en 2018-1– y el delantero Édinson Palomino. Desde entonces casi todo ha sido del visitante.

En sus últimas cinco visitas al máximo escenario deportivo de los 'Opitas', el onceno tolimense ganó en tres y empató en dos más: la más reciente, la del 17 de febrero de 2023, cuando dividieron honores (0-0) por la quinta jornada de la Liga BetPlay 1. Para los orientados de manera provisional por el español José Arastey la obligación es clara: ganar para escalar posiciones y, de paso, dejar en aprietos al local.

Y es que, es tan marcada la superioridad del onceno 'musical', que de los últimos 15 compromisos entre ambos, tanto en Ibagué como en Neiva, solo en dos se impuso el 'auriverde'. Un panorama muy marcado del historial del cotejo regional, en el que en esta ocasión, por determinación de la comisión local para la seguridad y convivencia en el fútbol, se prohibió el ingreso de la parcial visitante.

Ya son seis años, un mes y 11 días sin que los tolimenses se vayan con las manos vacías en el Plazas. Y en su reducto, el Manuel Murillo Toro, no pierde desde el 20 de septiembre del 2014, por más de que dicha derrota haya sido (1-5) frente a los rivales. Una rivalidad que tendrá un capítulo especial en la presente ocasión, y una oportunidad para los locales de, al menos, tomar un respiro en el balance.

Foto: Club Deportes Tolima














Publicar un comentario (0)
Artículo Anterior Artículo Siguiente