Programa Buen Comienzo en Medellín continúa con aplicación de horarios flexibles, para llegada y salida de niños y niñas









Programa Buen Comienzo en Medellín continúa con aplicación de horarios flexibles, para llegada y salida de niños y niñas






En respuesta a las necesidades de familias con trabajos informales y que no cuentan con redes de apoyo para el cuidado de los niños y las niñas, la Alcaldía de Medellín, a través de la Unidad Administrativa Especial Buen Comienzo, creó la modalidad denominada flexible: que consiste en ofrecer el servicio de atención con la particularidad de que los usuarios eligen la hora de entrada y de salida de las sedes.

Profesionales de Buen Comienzo han identificado condiciones de vulnerabilidad en niños y niñas que se ven expuestos a altos riesgos, debido a las características de las actividades económicas de sus familias y que demandaban servicios diferenciales con el fin de contribuir al bienestar de los niños y las niñas.

"Este modelo de atención responde a las necesidades que tiene Medellín de atender población migrante, hijos de trabajadoras sexuales, de vendedores ambulantes, de personas en situación de mendicidad. Con este modelo de atención garantizamos no solamente más horas de prestación del servicio, sino un sinnúmero de atenciones que pretenden de una u otra manera restablecer derechos y garantizar una atención integral", dijo Hugo Díaz, director de la Unidad Administrativa Especial Buen Comienzo.


Actualmente, la modalidad flexible se aplica en tres centros infantiles: Reina Ester, ubicado en la comuna 10-La Candelaria que beneficia a 250 participantes, con horario de 6:00 a. m. a 6:00 p. m.; Casita Encantada y Luz de Oriente, ambos en la comuna 3-Manrique, en donde son atendidos 100 niños y niñas, en cada uno, y se presta el servicio de 10:00 a. m. a 9:00 p. m.

"Muy agradecidos por este horario que la Alcaldía incentivó, toda vez que nos sirven mucho a nosotros como mamás para desempeñar otras cosas. Yo dejo a mi niña a las 11 de la mañana y la recojo a las 6 de la tarde. Durante este lapso puedo desempeñar otras cosas tanto laborales como con mi otra niña, como cosas del hogar. Realmente muy agradecidos y complacidos que nos hayan tenido en cuenta", contó Mariana Echeverri, mamá beneficiaria.


Este modelo permite que los centros infantiles presten servicio hasta 12 horas continuas y las familias escogen las 10 horas de atención que se ajusten a su rutina familiar y económica.




Síguenos en Google News